Verdadero Mensaje de Fin de Año de Chávez

Por OlgaK – Noticiero Digital

Después de haber vivido “encadenada” por Chávez estos últimos 13 años e invadida mi privacidad a toda hora y circunstancia, me he ganado el derecho a ser yo quien invada sus más íntimos pensamientos y los revele. Al fin y al cabo, esta relación es a doble vía. Chávez está en mi vida y mis pensamientos, pero yo también –y a su pesar- estoy en los suyos. Por eso voy a compartir el verdadero mensaje de fin de año del comandantepresidente, ese que guarda in pectore. Sus palabras y pensamientos verán la luz. (figurativamente hablando, se entiende)

opinan los foristas

Nota previa: Esta será una cadena “escrita”

Así pues, hé aquí cómo discurriría la cadena.

Esto ocurre en el baño de la habitación de Chávez en la casa de Fidel en Cuba. Ahí es donde Chávez se siente seguro. No. No es cosa de ser apátrida o de querer más a Cuba como dicen los malpensados. Es cosa auto preservación. Cerrando la puerta tras de sí, Hugo piensa “Es un alivio estar aquí. Los cubanos me cuidan mucho porque me aman profundamente. Me da mucha ternura que el pueblo cubano me llame el tío Hugo. Aquí me siento querido pero sobre todo, seguro…Yo se que en Venezuela también me quieren…pero no todos y la sola sospecha de eso me da como miedo…”

La imagen que le devuelve el espejo lo inquieta. Habla consigo mismo

-La verdad es que no luzco bien…ujum…estoy jinchao.

Gira la cabeza de izquierda a derecha escrutándose y bajando el mentón intenta mirarse el lanugo que le cubre la testa. Su verruga, antes tan destacada, ahora se pierde en la redondez inmensa en la que se ha convertido su cara.

Su gesto es preocupado hasta que tropieza con el reflejo directo de sus ojos mirándose a sí mismo.

No puede evitarlo. Sonríe a su propia imagen.

La verdad es que él también se quiere mucho.

La intimidad del baño le permite decirse en voz alta: vas bien. Ya estás bien, auto convenciéndose.

Con una sonrisa se permite imaginar que el espejo es su público. Y decide hablarle, por primera vez, con toda la verdad-verdadera que brota de su corazón.

El no llevar chaleco antibalas le hace sentirse liviano, desinhibido.

Camaradas, compañeros…

“Este es el treceavo mensaje de Fin de Año que pronuncio como comandante presidente.

En todos estos años jamás les he agradecido como merecen. Han sido un pueblo noble. Ustedes me han amado y me aman por sobre todas las cosas…incluso más y por encima que a sí mismos. Y tanto me aman, que a despecho de lo que viven a diario, siempre me creen.

En cada Aló Presidente, en cada cadena, dócilmente, -porque en realidad no ha sido difícil-, se han dejado conducir por mí, ríen conmigo, me dejan capitanear sus pasiones y me han dejado dirigir sus sueños de una patria socialista y nunca, іjamás!, me han preguntado por qué, después de tantos años y tanta plata, sigo hablándoles de ella en futuro.

¿Cómo agradecerles que ni un solo día de estos 13 años me hayan pedido cuentas ah? … Nunca me han cuestionado. Si, si, yo se que es porque me aman y yo soy maravilloso…pero uds también lo son, y se que me creen… porque se los digo yo.”

No puede evitar hacerle un guiño pícaro al espejo y comprobar, de nuevo, que ese gesto, unido a una pausa bien calculada le ha dado muy buenos resultados.

Casi le parece escuchar la ovación. La saborea…Se permite levantar la mano en señal de saludo.

“Miren camaradas, cuando estoy así a solas y sin chaleco, me maravilla, modestia aparte, el pensamiento de lo extraordinario que soy y de la suerte que tengo de tenerlos a ustedes como mi pueblo.

Aquí puedo admitir que he logrado un prodigio político sin par, irrepetible…qué Salto Angel ni Pico Bolivar, YO soy la nueva maravilla del planeta…lo mío tiene aun más mérito que el que tiene la Naturaleza misma, porque lo he construido yo solito.”

Se toma unos segundos para acrecentar la expectativa y toma un sorbo de imaginario café relamiéndose con el momento previo a la revelación.

“He logrado convencerlos que este país está dividido en dos. Los que me aman y los que me detestan. Así a secas. El centro soy Yo y nadie ni nada más que Yo.”

Aplausos delirantes.

“He logrado que no puedan ver ese pedacito mas allá…ese crucial detalle de que no se trata de amar u odiar al gobierno o a mí , al fin y al cabo eso es paja loca…es personal. Como a quien le gusta la lechosa y quien la aborrece. Se trata, señoras y señores, que logré que todos los venezolanos, sin excepción, vivan exactamente lo mismo…y lo vean diferente.

Ustedes mi pueblo chavista, ven su vida en la revolución como una razón para amarme más y esos malditos apátridas, escuálidos y majunches de la oposición en cambio, tienen la osadía de hablar de sus derechos y necesidades en lugar de pensar en Mi. Imperdonable atrevimiento!. Por eso, lo que me reafirma en mi convicción de que he alcanzado mi meta, es que cuando esos majunches van reclamando por ellos y por ustedes, por lo mismitico que ustedes y ellos necesitan y les afecta, ustedes no odian lo que origina la protesta, іNo! los odian a ellos por protestar. Un odio personal. Eso es un logro mío.

Nunca podré agradecerles suficiente que ustedes en respuesta a sus reclamos, los agredan de palabra, obra y omisión. Cuando los veo haciéndolo, se que he triunfado. He logrado que todo se trate de Mi . No de ustedes. ¿Cómo agradecerles tanto sacrificio noble y puro? ”

“Qué genio el mío haber logrado que sólo vean que lo que los separa soy yo, y que no puedan ver la multitud de cosas que los unen a ellos. Debo felicitarme. Felicitémonos y ahora, amados míos, para celebrarlo, unamos nuestros puños para abominar a esos apátridas que no merecen llamarse venezolanos, esos que, a diferencia de ustedes, no han aprendido a colocarme a Mí por encima de sí mismos. Unan sus puños al mío para condenarlos…para acabarlos…para destruirlos..para convertirlos en polvo cósmico.”

Y allí, entre la poceta y el lavamanos de Fidel, frente al espejo, Hugo se emociona casi lúbrico con la aclamación que sabe, provocan sus palabras. Y se embala…

“İMalditos los que protestan cuando se les va la luz o cuando se las racionan y doblemente malditos los que osan cuestionar que Yo les ponga multa por un servicio que pagan pero no reciben! ¿Cómo no ven mi talento? ¿Por qué no se rinden de una vez? …Benditos ustedes por su comprensión infinita, por sus aparatos quemados, por andar en calles en tinieblas con miedo y por aceptar la oscurana como un acto de amor a Mí. Yo bendigo sus televisores quemados, su comida dañada por falta de refrigeración…Vaya una bendición especial a mis queridos zulianos y guayaneses que con lealtad revolucionaria en su tierra caliente me prefieren a Mí por encima de su ventilador y su aire acondicionado, esos inventos del satánico imperio que nos quieren imponer los yanquis de mierda con su capitalismo salvaje y fracasado.”

Necesita coger aire porque ahora cuando se emociona, y el imperio siempre lo hace, se fatiga.

“ …Tengo tantas cosas en las que voy comprobando mi logro y su amor…La falta de luz que los podría haber unido porque los afecta por igual, no lo logró. Un aplauso para mi pueblo”. Y empieza a tararear “ Yo tenía una luz, que a mi me alumbraba… Y venia la brisa, fuá, y me la apagaba. Canten, canten…”. Hugo sueña que la audiencia se emociona y disputándole a Dudamel la batuta pero con banda presidencial, Chávez se pone a dirigir el coro imaginario del merenguito sabroso.

La risa que le produce su propio ingenio es auténtica. Pero más le gusta que todos rían con él. Deja asentar ese pequeño momento feliz. Y continúa.

“Yo veo que he cumplido mi objetivo de dividirlos cuando ustedes, después de 13 años de revolución bonita y mil millonaria, que no tienen ni casa, ni carro, y dependen de la camionetica, ustedes mis revolucionarios que terminan agotados en las horas de paciente cola cuando se caen los puentes, cuando las carreteras se fracturan, cuando el Metro se para…y callan. Allá ellos, los traidores que reclaman.

Uds sí son auténticos revolucionarios. Ustedes, mansos y sufridos, se ponen en fila, amándome en silencio. Y se les pasan 4, 5 horas hasta llegar a su casa y en su cola, donde los males los emparejan con sus vecinos no se dejan seducir por las protestas de los antirrevolucionarios apátridas.

Si no hay lluvia agradecen alborozados que no esté lloviendo, pero bajo el aguacero, más que el frío, las suelas mojadas y el cansancio, puede más el sueño incumplido de las vías que les prometí pero no construiré…”. Los que protestan no entienden que el verdadero amor es sacrificio. Pero ustedes, mis rojos-rojitos, jamás han unido su voz a los que reclaman y por eso también Yo los bendigo.

“Bienaventurados los mansos , porque ellos poseerán en herencia la tierra”

Ya ven…El Evangelio y Yo, siempre hablamos en futuro…Es palabra de Dios.”

El momento místico da paso a que con voz grave, Hugo diga: Ese es mi bravo pueblo…(canturreando suavecito) “Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó…”

Otra pausa necesaria antes de continuar.

“Debo reconocer en este mensaje de Fin de año que su más sublime amor y la mejor demostración de mi éxito dividiéndolos lo veo cada fin de semana en números redondos. Todos esos hombres que los roban y los matan, son nuestros hermanos. Como Gaddaffi, como el Chacal. No esos escuálidos miserables que andan pidiendo seguridad como si yo no tuviera cosas más importantes que atender que la vida de unos alborotadores infiltrados por el imperio.

El detalle, atento El Aisaimi, a ver como lo arreglas, es que los matan mas a ustedes que a los majunches porque a uds. les entran los tiros por las ventanas del ranchito cuando las bandas hacen ajustes, son sus hijos los que caen muertos a sus pies por las balas, igual las perdidas que las dirigidas….y ahí vuelvo a comprobar su generosidad, su amor incondicional y mi logro de mantenerlos separados…uds. los verdaderos revolucionarios, me han colocado por encima de la carne de su carne y sangre de su sangre. En las morgues lloran igual los majunches que ustedes. Pero tampoco los une el llanto compartido.

Para ellos plomo y gases si reclaman justicia, y para ustedes mi abrazo fraterno, que yo se que les basta, porque jamás me han preguntado por qué hay tanto malandro suelto e impune, ni por qué hay tantas armas y tantas balas y tan poca seguridad. Por eso, como dijo Cristo en el Sermón de la Montaña “Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”,

Yo, -con énfasis- Yo los consuelo hermanos. Sepan que la sangre de sus hijos hará más fértil esta tierra.

Verdad que ha valido la pena cada muerto?

Pero no hablemos de sangre porque esta revolución es bonita.. armada pero pacífica (espero que esto lo incluyan los de la Real Academia de la Lengua).

No sería justo cerrar el año 13 si no tocara el tema de los damnificados…entre nos, me quedó del carajo rebautizarlos como “dignificados”…En mi gobierno revolucionario crecen, aumentan, se multiplican…Cada año tengo más dignificados. A los envidiosos y resentidos que no reconocen mis conquistas, sepan que tengo mas damnificados que cualquier presidente del planeta. Porque yo sí los amo.

Ningún damnificado mío estará solo jamás. Lo juro por mi nombre! Y tanto es mi afecto por ellos que hasta hice un decreto de “refugios definitivos ” lo que significa una doble innovación: la socialista por un lado y la lingüística por otro. A ver si los de la Real Academia terminan de incorporar la expresión. Así de arrecha es nuestra revolución camaradas. Hasta cambiamos el castellano y les enseñamos que en el socialismo del Siglo XXI lo provisional es definitivo.

La expropiación de hoteles, estacionamientos y centros comerciales, reconozco, fue un toque de genio espontáneo. Tengo 20 familias viviendo en el Alba Caracas, 15 en el Pestana y 150.000 personas esperando que les toque algo parecido…desde el 99. Y me creen y tienen fe. La fe mueve montañas”.

“No saben la rabia que me dio cuando unos twiteros por ahí empezaron a hablar de re-damnificados.

¿Qué se creerán? ¿Que cualquier pendejo revoluciona el lenguaje como lo hago Yo?

Alerta, alerta que camina…la espada de Bolivar por America Latina…Que nos imiten Evo, Correa y Noriega y que hagan allá también muchos refugios permanentes. Nosotros les montaremos las plantas eléctricas, unos cuantos maletines como el de Antonini, les construiremos vías, represas …Así, así es que se gobierna”.

“Debo confesarles, con la humildad que me caracteriza, que hubo dos momentos en que temí que se unieran a los majunches vendepatria: con lo de Pudreval, İah carajo!, quise decir PDVAL…(estos escuálidos a veces lo enredan a uno!). Toda esa comida perdida y podrida con tanta hambre que hay, pensé que eso haría trastabillar su amor por mí. Pero no – amplia sonrisa-. No pasó. En lugar de unirse a los indignados que dijeron que ese desperdicio clamaba al cielo, ustedes, hombres y mujeres, niñas y niños, estudiantes y estudiantas, mi pueblo fiel, como muestra de su amor infinito por mí, volvieron a callar. Y para mi regocijo, la separación se hizo más profunda.

Esos escuálidos apátridas se quedaron con los ojos claros y sin vista. No contaron con que su amor por mí, es más fuerte que el hambre de sus propios hijos. Verdad?” .

El espejo le devolvió un segundo de silencio. Verdad? repitió. “Que los carajitos aprendan!…Allá en Sabaneta yo me acosté muchas noches sin comer y véanme ahora…soy Hugo Chavez Frías, su comandante presidente”. El espejo pareció captar la reprimenda y Hugo creyó percibir que el reflejo plateado tenía el sonido de unos aplausos opacos. Descartó la duda. Eran aplausos al fin…

“Les decía que hubo dos cosas que me hicieron temer que vuestro amor por Mi se debilitara y cayeran en la perversa tentación de unirse a esos despreciables enemigos mios y de mi revolución , lo primero, el escándalo de la comida podrida de Pudreval, ah pues, quise decir PDVAL y luego…luego lo del Rodeo.(Cara de circunstancia y suspiro prolongado).

Caracha…esa fue difícil. Todos esos son mis votos duros, los presos y sus familias. Pero al ver a Cilia chorreada cuando arrancó el tiroteo de los “privados de libertad” (presos, pana, presos) me dije: y encima se me rayó la Cilia. Ese fue el instante en que cayó en desgracia, por cagueta. Por eso tuve que reaccionar rápido y ponerle la multa a Globovision. Para distraerlos ágilmente y para que nadie preguntara de dónde salían tantas armas y tanto real del Rodeo, para que nadie siguiera jurungando lo de la jefatura de los 10 pranes que acoquinaron a mis 2000 guardias nacionales y sobre todo para que se olvidaran rapidito de la chorreada bochornosa de Cilia y los 15 días que demoramos en medio negociar…

Sí camaradas, tengo 13 años de agradecimientos para los que no bastarían ni 100 cadenas pues…Nunca, como dije, me han pedido cuentas sobre lo que no he cumplido. Y nunca han caído en la tentación de unirse a los reclamos de los opositores. Ni en los despojos evidentes como la falta de Luz, las carreteras que se caen, el cierre de RCTV, Cadivi, la corrupción. Ni en las cosas más sutiles pero igual de importantes para profundizar la fractura con los malditos escuálidos. Me refiero a su acompañamiento en el apoyo a esas almas nobles de Hussein, Osama Bin Laden, y al hermano Gaddafi.

No saben lo orgulloso que me hicieron sentir en la vandalización de la UCV … Y jamás podré agradecerles suficiente que como yo, acepten que Cuba y los cubanos son mejor que Venezuela y los venezolanos y por eso les hemos dado el control de todas las materias críticas: cedulación, registros, la FAN…. Nunca tendré palabras suficientes para ensalzar su silencio amigo y resignado en lo cotidiano: los secuestros, la delincuencia, las expropiaciones, las invasiones, la falta de leche, de azúcar, de café, de aceite… de Paz.

No. Usteden no han caído en la tentación de la Unidad. No los ha unido ni el llanto, ni la rabia, ni el miedo, ni la escasez, ni la carestía, ni el desaliento.

Por eso les digo: tengan hijos, muchos, mientras más pobres, mejor. La revolución los necesita desnutridos y sumisos. Roben y maten sin reparo, porque en el supuesto negado que caigan presos, cobrarán sueldo en las cárceles; invadan a placer y luego cobren indemnización para desalojar lo invadido y como regalito adicional, llamen hijo de p…ta a quien les plazca. Sólo aplica para los escuálidos se entiende

Multipliquemos las razones del odio y profundicemos la división.

No se atrevan a pensar que sufren los mismos males. Ustedes son nobles revolucionarios…los que protestan son los que deben ser eliminados. Recuerden: es un odio personal.

Gracias a mi innegable talento y a su sumisión la revolución seguirá avanzando a paso de vencedores.

¡Uh, ah, Chávez no se va!

Emulando al padre de la patria lanzo mi propio decreto de guerra a muerte

«¡Venezolanos! Contad con la muerte aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en la fractura con los escuálidos. ¡Revolucionarios! Contad con la vida aun cuando seáis culpables de cualquier desmán».

Fírmese y ejecútes

Hugo Rafael Chávez Frías

¿Ficción?…decídalo usted…Si su silencio ha estado en alguno de estos puntos, sepa que es un Ni-ni y la revolución cuenta con usted. Lo premiará con otra misión…de esas que solo quedan en papel.

Si por el contrario, algo de lo aquí dicho por Hugo, ha sembrado en usted alguna duda o titubeo, aunque sea un leve escozor de conciencia, pregúntese si lo que Hugo no ha hecho en estos 13 años tiene alguna posibilidad de cumplirse.

Decida si le satisface mas seguir odiando en lo personal a los que protestan por lo mismo que padece usted y protestan por usted…o si ya se cansó de ese odio inútil y quiere que a la protesta le siga una solución…y no otra promesa.

Feliz Navidad para todos, chavistas, escuálidos y ni –nis…y mis mejores deseos para que nuestros caminos se encuentren amando lo que merece ser amado…y protestando por lo que merece ser protestado.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 180 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: