La gigantesca inmoralidad de Hugo Chávez

Por Gustavo Coronel

“Voy a mandar otros 20 años, escuálidos”… Ovario II dice: ¡Ja ja ja ja! !Será desde la quinta paila del infierno!

Segun anuncia Nelson Bocaranda la campaña planificada para el candidato presidencial del régimen, Hugo Chávez, costaría alrededor de dos mil quinientos millones de dólares.  No sé cuan preciso es ese estimado pero si estoy seguro de que la suma será muy cuantiosa. Para ello Chávez contará con los dineros del Fondo de Desarrollo, FONDEN los cuales él maneja a su antojo junto con Giordani, Ramírez y Merentes, como si fueran dineros ganados como paracaidista, así como de los dineros de PDVSA, los cuales ya han sido utilizados en compra de lujosos autobuses que ya están en Caracas.

Esto no llega a los mil millones de dólares. Faltan dos camionadas más.

La inmoralidad de Hugo Chávez ha ido de inmensa a gigantesca. Según la Fundación Justicia y Democracia los regalos que ha hecho a sus amigos y seguidores del exterior, desde 2005 al 2010,   suman unos $70.000 millones. Solamente a Cuba los regalos montan a más de $22.000 millones (cada año suman otros $2.500 millones). Estos son dineros que Chávez ha sustraído de la nación venezolana para darlo a sus amigotes ideológicos. Regala casas que no le pertenecen a sus seguidoras de Twitter. Paga sus gastos médicos en La Habana con dinero que no le pertenece. Usa trajes y relojes de miles de dólares, un gasto verdaderamente obsceno para quien se dice defensor de los pobres, mientras  predica de manera impúdica  contra la riqueza. Viaja con docenas de personas, incluyendo cocineros, guardaespaldas y médicos, llegando a los mejores hoteles del mundo donde alquila pisos enteros. Compra miles de millones de dólares en armas de dudosa calidad a los Rusos y satélites chimbos a los Chinos. Contrata la construcción de casas que no se ven con empresas corruptas de Bielorrusia, las cuales se van con nuestro dinero muertas de “rruisa”. Pone a correr a Pastor Maldonado mediante un pago de $250 millones de los híhados de PDVSA a la empresa Inglesa Williams.  

Y ahora, en un gran fin de fiesta, pretende dedicar $2500 millones a su campaña. Yo digo que quien apoye esta inmoralidad  o quien guarde silencio frente a este ultraje es cómplice del inmenso crimen. ¿Que no podría hacer un gobierno decente y honesto con esa inmensa suma?

¿Debe ser utilizada en financiar las pretensiones continuistas  de un invalido físico y mental?

Ya no se trata simplemente de simpatías políticas por uno u otro candidato. Se trata de un monumental despilfarro de dinero que pertenece a los venezolanos para satisfacer la codicia de poder de un servidor público descarriado y enfermo.

Venezuela ha llegado al sitio donde mueren las palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: