Venezuela es una

Para construir la Patria Grande con que soñó Bolívar, Venezuela no puede continuar dividida. Hoy se palpa que el sentimiento de cambio es mayoría y que Capriles lo encarna

Por POMPEYO MÁRQUEZ

¡VIVA CAPRILES!

Capriles Radonski, en un lenguaje sencillo, casi coloquial, entre los tantos mensajes de reconciliación, de paz, expuso uno que es certero, que debe llegar a lo más profundo de todo venezolano y venezolana. Con voz emocionada pregonó: “Venezuela es una”.

El contraste con quien aspira a perpetuarse en el poder es evidente. Capriles insiste en la inclusión, en la reconciliación de todos los venezolanos y venezolanas. El autócrata, bajo el lema de divide y reinarás, insiste en sus políticas descalificadoras de más de la mitad de la población que lleva en el corazón a una sola Venezuela.

Nuestra Patria no es la única que se encuentra polarizada. Muchos países lucen divididos en dos bloques, pero tienen reglas claras del juego político y siempre piensan en su país, como es el caso de España, Chile y Francia,para citar sólo unos pocos. Siempre el interés nacional se encuentra por encima de los intereses partidistas o de fracción.

Como el autócrata es “pana” de Fidel y Raúl, podría preguntarles porqué hace años desistieron de usar el calificativo de “gusano” contra los emigrados cubanos que ya habían formado familia en otros países, pero que seguían siendo cubanos.

Uno de los más graves errores, entre tantos, es la manera como el autócrata descalifica a la mayoría de los venezolanos, a quienes llama pitiyanquis, burgueses, etc.

Hasta Fidel le observó que cuatro millones de votos no podían ser todos burgueses. Y ante esa observación, de quienconsidera su jefe y maestro, el propio autócrata giró instrucciones de que había que impedir que se reagruparan y disminuir esa cantidad. Ahora son más de cinco millones y en las elecciones parlamentarias llegaron al 52 porciento.

Hoy se palpa que el sentimiento de cambio es mayoría y que Capriles encarna dicho sentimiento. Y ello lo enfurece, lo saca de sus casillas y le hace elevar el tono grosero, agresivo, descalificador contra sus adversarios.

Del lado de Capriles crece la responsabilidad de ganar, de avanzar, de ejecutar la voluntad soberana de cambios. Y lo que es más importante, la afirmación continua de que gobernará para todos los venezolanos y no para una secta, para una parcialidad.

Que, como decía Mandela en medio de una lucha racial que dividía a Sur África, había que dar ejemplo de unificación, porque quería construir un país. Y así está después de su mandato, de su carrera política.

Un país como nuestra Patria, Venezuela, no está en condiciones de avanzar si continúa dividida y la mayoría de sus ciudadanos descalificados, si se resta esa fuerza para elevar la construcción de la Patria Grande con que soñó Bolívar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: