Cuando no tienen una buena respuesta, cambian de tema

SOSChavez

En las últimas 24 horas hemos oído hablar mucho acerca de la retórica contundente del PSUV y el equipo de Chávez. A pesar de que el paciente lucha con un cáncer mortal, ha hecho todo lo posible por reunir sus fuerzas y recordarle a la gente del Chávez luchador de antes.

Por ejemplo, los chavistas han estado recientemente reprendiendo a su contrincante, Henrique Capriles. Chávez rutinariamente le lanza cantidad de insultos a Capriles; aquellos dentro de su partido han extendido insultos feroces acerca de Capriles con el fin de avivar los prejuicios entre el pueblo venezolano. Ahora la campaña de Chávez está exhortando a Capriles a “respetar” los resultados de la elección, y despertando los temores de que la oposición tiene planes de lanzar un golpe de Estado si no gana en octubre. No importa que la oposición no se ejerza control sobre el ejército; Chávez es el que lo hace. No importa que la oposición sea odiada por la mayoría de los medios de comunicación venezolanos; Chávez controla la mayoría.

(Y no importa que la campaña de Capriles le haya extendido a Chávez un acuerdo para respetar los resultados de las elecciones, y que Chávez sea el único que se niega a firmar el pacto. El hecho es que, cuando un partido político (el PSUV) controla los medios de comunicación, pueden repetir tantas falsedades como quieran. Falsedades como “el presidente está libre de cáncer.”)

Chávez también celebró el día de la independencia de Venezuela de ayer. En su discurso, se alineó con los que combatieron en la revolución original contra la corona española. Prometió que su sueño socialista vivirá. Luego, realizaron un desfile en el que las fuerzas armadas mostraron armas recién adquiridas, compradas (con dinero prestado) de Rusia y China.

Estas historias son curiosas porque no reconocen el elemento que permanece en la mente de todos: el cáncer de Chávez. ¿Se recuperará a tiempo para la elección, o caerá antes de octubre? Si muere, ¿quién lo sucederá? Ni Chávez ni el PSUV hicieron mención a alguna de estas preguntas. En su lugar, intentaron desplazar la discusión del cáncer de Chávez, hablando de otras cosas.

No duden del poder de la distracción. Una mentira – “Chávez no tiene cáncer”, por ejemplo – todavía llama la atención de los oyentes puesto que es el tema del cual el PSUV no quiere a hablar. El PSUV ha decidido claramente que la propaganda más eficaz radica en cambiar el tema por completo.

Sin embargo, la pregunta no ha desaparecido: ¿harán cualquier cantidad de distracciones que los venezolanos realmente olviden todo lo que han experimentado este último año?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: