Barrios cacerolean a Chávez luego de 14 años de promesas

Diana Lozano Perafán / Álex Vásquez S.

Ante el escaso apoyo en los actos de El Valle y Petare, el oficialismo tuvo que movilizar gente de varias zonas, aseguran especialistas

Al candidato presidente Hugo Chávez lo cacerolearon dos veces la semana pasada y ocurrió en sus zonas fuertes: El Valle y Petare. El hecho de que estas protestas ocurran en sus antiguos bastiones evidencia dos cosas, según especialistas: que el respaldo disminuye por las promesas incumplidas y que el carisma de su presencia ya no es suficiente.

El politólogo Ricardo Sucre considera que los cacerolazos ocurren debido al descontento en las zonas populares por las necesidades no atendidas. Recordó que ese descontento se ha observado en la votación en esas zonas, donde el apoyo al oficialismo ha disminuido.

“Son ya 14 años en el gobierno; 12 años con la Alcaldía de Libertador y pareciera que no escuchan las demandas de la ciudadanía”, expresó.

Sucre indicó que los actos de Chávez ya no tienen la magia de años pasados y que el carisma del Presidente ya no es suficiente. Afirmó que hoy día ya no existen carismas que sean cheques en blanco, sino que el apoyo depende de su eficacia.

No sólo Chávez recibe manifestaciones de rechazo al entrar en barrios de Caracas, también Henrique Capriles Radonski cuando fue a Cotiza y a La Vega. Sin embargo, Sucre considera que hay una diferencia entre ambos casos: que contra Capriles se evidenció un activismo político del Gobierno para sembrar la idea de que el candidato no es bienvenido en estas zonas, mientras que los cacerolazos son espontáneos.

“Hay un activismo evidente que calienta el ambiente, grupos que van a alborotar el avispero y tratan de generar rabia”, agregó Sucre.

La especialista en opinión pública Mariana Bacalao coincide en que el candidato presidente ha perdido apoyo en sus bastiones. “En los actos que han realizado en Caracas han tenido que traer gente de otros lugares, a pesar de que los mítines son en zonas populosas. Petare ya no es chavista y la gente lo sabe”.

En las elecciones del 5 de diciembre de 2008 los electores del estado Miranda y del municipio Sucre ­entidades político territoriales en las que está Petare­ no respaldaron mayoritariamente a los candidatos a los que Chávez les levantó la mano.

La especialista explicó que el mandatario ha perdido capacidad de convocatoria. “Los sectores medios los perdió hace años, pero ahora está perdiendo las zonas populares porque se cansaron de un discurso desgastado que no se acopla con la realidad del país”, expresó.

A más de 13 años en la presidencia y al optar por la reelección, Chávez tiene la desventaja de que todo lo que está mal o está por hacer es responsabilidad suya, señaló Bacalao.

“Claro que Chávez aún tiene sus seguidores incondicionales, que son los que se ven cerca del carro en el que va o al lado de la tarima (que lloran y gritan con fervor); pero hay otros, los que se ven más hacia atrás, que se fatigan con rapidez y que abandonan las concentraciones temprano. Eso habla del cansancio de la gente y de los empleados públicos, que son conminados a asistir, pero ya no tienen el mismo aguante”, dijo.

Caracas reñida
El dirigente político Carlos Melo coincide en que el rechazo al Presidente en las zonas populares, generalmente sus zonas fuertes, evidencia que pierde credibilidad y apoyo.

“Cuando dice que él es lo nuevo, nadie puede creerlo. Se están deteriorando las misiones, los mercales están cerrados, apartamentos entregados casi crudos, el problema de Barrio Adentro; y eso tiene su merma en la credibilidad. Lo que más lo afecta es la inseguridad, la cantidad de policías que están matando”, expresó.

Considera que la ventaja del chavismo en Libertador y en las zonas populares de Caracas ha disminuido y que incluso la oposición podría ganar esos sectores el 7 de octubre.

En Petare y en El Valle la oposición ha ganado terreno desde 2006 hasta las elecciones parlamentarias de 2010.

“Me da la impresión de que la contienda en Caracas va a estar muy pareja”, manifestó el dirigente.

Campañas con suplentes no sirven
El hecho de que el casa por casa del oficialismo no lo haga directamente el presidente Hugo Chávez ­que tuvo que aligerar su agenda por problemas de salud que están supuestamente superados­ es una estrategia que juega en contra de su candidatura, dijo la especialista en opinión pública Mariana Bacalao. En Miranda el coordinador del comando Carabobo es Aristóbulo Istúriz, director nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela y primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, que fue caceroleado en un casa por casa en el sector Araguaney de la carretera Petare-Guarenas hace dos semanas.

“El estilo de Chávez es muy personalista, la gente entiende que las cosas las resuelve él, por lo que no es bueno que nombre suplentes”, aseguró Bacalao. Los sustitutos que designan con la intención de darle a la campaña oficialista un supuesto efecto pueblo a pueblo no tienen el carisma que Chávez, por lo que no generan en la gente el mismo efecto que si fuese el propio candidato, señaló la especialista.

“En lugar de darle alas a la campaña, le genera un peso”, dijo. La gente percibe la diferencia con el candidato unitario Henrique Capriles, que el domingo completó 100 pueblos visitados en lo que va de campaña. “A Capriles la gente lo siente cercano. Quieren verlo y tocarlo. Chávez, en cambio, es cada vez un candidato más mediático”, explicó Bacalao.

Anuncios

Una respuesta

  1. QUE DEN EL CACEROLAZOS A CHAVEZ Y QUE VOTEN POR CAPRILES PORQUE ESO ES LO QUE VENEZUELA NECESITA YA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: