Acusan a Chávez de haber colocado bombas en Consulado de Colombia


ImpactoCNA.- Ricardo Guanipa D’Erizans.-Nuevamente el gobierno de Venezuela agrede a los Estados Unidos para justificar su salida de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

El argumento burdo se ha sustentado en el otorgamiento del beneficio de asilo a un grupo de militares venezolanos que desconocieron la autoridad de Hugo Chávez tras los sangrientos sucesos del 11 de abril de 2002 que provocó la renuncia del gobernante, aunque fue restituido en el poder dos días después de presentarse una oscura negociación entre líderes opositores y el gobierno derrocado.

Además, el canal de televisión pública de Venezuela, VTV, ha desatado una feroz campaña en contra  de los Estado Unidos y el disidente militar venezolano Teniente José Antonio Colina Pulido, a quien el gobierno de Hugo Chávez lo responsabiliza de haber colocado artefactos explosivos en el Consulado de Colombia y la Embajada de España en Caracas, lo que ha sido calificado por el ahora ex oficial de la Guardia Nacional como un burdo montaje.

Sin embargo, la tesis de Colina Pulido cada día toma más fuerza, si se toma en cuenta el contenido de los correos electrónicos incautados en el laptop del abatido narcotraficante y terrorista de las FARC alias Raúl Reyes.

En uno de lo correos, el comandante de las FARC alias Iván Márquez, solicita a Reyes enviar cuadrillas a Venezuela (Octubre 2002) de expertos en explosivos C4 con conocimientos de activación de bombas a través de celulares, tras un pedido de un comisarios de la DISIP ahora con el nombre SEBIN.

En envió de los terroristas se hizo efectivo a los pocos días y fueron movilizados desde unos suburbios de Medellín, tal como consta en un correo electrónico enviado por Raúl reyes a Iván Márquez.

Otro argumento importante para creer la versión del teniente José Colina, es que cuando ocurrieron los hechos en contra del Consulado de Colombia en Caracas  (Febrero de 2003) el país neogranadino era gobernado por el presidente Álvaro Uribe, quien mantenía excelentes relaciones con su par de Venezuela.

Aun así, el Teniente Colina entró en la clandestinidad una vez despachada una orden de captura en su contra y una jugosa recompensa por su detención, lo que lo obligó a salir de Venezuela a Colombia y de Colombia viajo a Miami en un vuelo comercial sin ser interrogado por la policía colombiana en las instalaciones del aeropuerto.

Finalmente, el Teniente Colina ha cosechado a lo largo del tiempo una amistad a distancia con el ex gobernante de Colombia Álvaro Uribe, el último contacto entre ambos fue una carta que le envió el ex mandatario al ex oficial venezolano luego que fuera develada una estatua del Libertador Simón Bolívar en la Ciudad de Doral a comienzos de este año.

CARTA DEL TENIENTE JOSE COLINA

Las bombas en la Embajada de España y el Consulado de Colombia

En febrero del año 2003, se perpetraron unos ataques con artefactos explosivos a la Embajada de España y el Consulado de Colombia en Caracas, al régimen de Hugo Chávez le ha servido de mucho durante estos últimos nueve anos.

Inicialmente sirvió para satanizar la protesta de la Plaza Altamira, y para calificar de terrorista a la disidencia militar, obligando  a la clandestinidad y luego  al exilio a varios oficiales institucionales, acusados falsamente de estos hechos,  que sirvió para encarcelar de manera ilegal y arbitraria a otros oficiales y civiles inocentes.

Años mas tardes, esos mismos hechos  han servido para atacar de manera despiadada al gobierno de los Estados Unidos, país receptor de los oficiales falsamente  acusados de estos actos, calificándolo constantemente como país que protege al terrorismo por el hecho de garantizar asilo y refugio a quienes han venido a sus fronteras huyendo de la persecución política del régimen venezolano y recientemente ha servido para justificar la salida  del país  del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, por emitir este una demanda en contra de Venezuela por haber violado los derechos humanos y haber proferido un trato degradante a Raúl Díaz Peña, quien fuera falsamente acusado por los hechos de las embajadas y quien estuvo detenido ilegalmente durante siete años en los calabozos de las policía política Sebin.

Cabe mencionar, que estos ataques fueron perpetrados por funcionarios adscritos a la policía política, lo cual se ha demostrado ampliamente en los escenarios internacionales, y será una cuenta pendiente para cuando se recupere la democracia y el imperio de la ley en el país.

Esperemos  que el régimen no siga utilizando este burdo montaje para seguir sustentado las arbitrarias decisiones que solo buscan aislar a Venezuela de la observación y presión internacional con miras de consolidar su  totalitarismo.
En tiempos de cambio no vale quedarse callado,  y es por eso que hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional y a las organizaciones de derechos humanos tanto en Venezuela como en el mundo, para que evalúen el problema en su justa dimensión, sin obviar ningún punto, ya  que  “si ante la injusticia decides mantenerte en silencio, entonces estas al lado del opresor”.

José Antonio Colina
Teniente de la Guardia Nacional de Venezuela (R)
Miembro de los Militares de la Plaza Altamira
Protegido por la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura
En Dios Confiamos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: