Gorras y cacerolas desafian a Hugo Chavez

Por Ludmila Vinogradoff

El Gobierno venezolano prohibe el uso de sombreros con la bandera del país en la campaña del candidato de la oposición, Henrique Capriles.

No estaba en los planes de los estrategas publicitarios, pero sin quererlo, las gorras y las cacerolas se han convertido, por su carácter desafiante, en las grandes protagonistas de la campaña electoral de la oposición a Hugo Chávez a falta de dos meses para la convocatoria de los comicios presidenciales.

El último obstáculo que debe enfrentar en su carrera el candidato unitario de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles Radonski, es la prohibición que le impuso el Consejo Nacional Electoral (CNE) de usar la gorra con la bandera nacional.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, amonestó el viernes pasado al joven Capriles por cubrir su cabeza con el tricolor nacional en sus caminatas y actos proselitistas, pero no midió con la misma vara al presidente Chávez, que también usa la misma visera y los colores patrios en su vestimenta y propaganda electoral. «Esta gorra que me recuerda el compromiso que tengo con todos los venezolanos»

La prohibición del gorro tricolor impulsó todo un movimiento de indignación, rebeldía, desafío y solidaridad. Así, los dirigentes y organizaciones opositoras, entre ellas Fuerza Joven, desacataron la orden del CNE, y se pusieron la desafiante gorra como se vio al pasado sábado en la manifestación celebrada en el barrio caraqueño de Los Magallanes de Catia.

Rodeado de activistas con gorra y sin quitarse la suya, Capriles dijo que «esta gorra que yo uso me recuerda todos los días el compromiso que tengo con todos los venezolanos». «Una cosa es que alguien se crea el corazón de la Patria como Chávez y otra cosa es alguien que lleve la Patria en el corazón». «Para algunos el problema es una gorra, pero los problemas de los venezolanos son muchos otros», señaló el candidato opositor al referirse a la inseguridad, los homicidios y la violencia carcelaria, que han convertido al país en uno de los más peligrosos del mundo.

Capriles afirmó que si llegara a gobernar no regalará «dinero ni petróleo» hasta que todos los venezolanos no tengan vivienda, educación y alimentos. A las personas de la tercera edad les prometió que «ningún adulto mayor será abandonado a su suerte. Me comprometo con que recibas tu pensión, ticket alimentario y te alcance para tus medicinas», tal y como afirmó en un mensaje que circuló por las redes y mensajes de texto.

Los cacerolazos

Por su parte, el candidato fundador del Partido Socialista Unido de Venezuela, Hugo Chávez, también hace esfuerzos por ganarse los votos de los electores. Limitado físicamente por su enfermedad, que él asegura ya curada, muestra superioridad y ventaja en el uso de los recursos, poderes públicos y cadenas nacionales de radio y televisión.

El mandatario camina muy poco. Sus recorridos por las calles son cortos y los hace montado en una carroza como si fuera el «rey momo del carnaval». Esta semana convocó una caravana por el barrio caraqueño de Antímano pero no despertó la pasión de épocas pasadas, más bien obtuvo un recibimiento frío con poca gente. Lo que sí fue ruidoso fueron las cacerolas que sonaron como nunca desde los balcones de los edificios. A lo que Chávez respondió con un gesto sorprendente. Se bajó de la carroza y se puso a bailar al son de las cazos y los cucharones para minimizar su carga contestataria.

Este domingo volvió a poner en marcha su carroza en la parroquia Miguel Peña de Valencia, en el estado de Carabobo, lejos de balcones y por calles de casas de una sola planta. Chávez que esperaba «un desbordamiento de pasión y frenesí» volvió a obtener un recibimiento con poco seguimiento.

El presidente venezolano, que aspira a reelegirse por tercera vez el próximo octubre por un período de 6 años más, también ofrece «villas y castillos» a sus seguidores y advierte de que su rival terminará eliminando las misiones y los programas sociales.

Es la primera vez en 14 años de ejercicio político que Chávez se muestra a la defensiva de las acciones de su rival. Su agenda no se conoce con antelación ya que, en su estrategia, el factor sorpresa marca el día a día de la campaña chavista, según asegura su jefe de comando Carabobo, el alcalde Jorge Rodríguez.

Encuestas

Por su parte, la MUD aseguró el viernes que su candidato ya ha superado en las encuestas a Hugo Chávez. «Henrique Capriles ya está ganando los sondeos. Hace rato pasó al candidato del pasado (a Chávez) y en política como en la hípica, caballo alcanzado es caballo pasado», anunció Luis Ignacio Planas, uno de los coordinadores del comité de campaña de la MUD.

Las últimas encuestas daban a Chávez una ventaja de unos veinte puntos con respecto a Capriles, sin embargo, la oposición siempre ha tenido sus reservas sobre estos estudios y aseguraban que la diferencia era en realidad era del cinco por ciento, al margen de los indecisos. Según informa Europa Press, tanto Chávez como Capriles se han lanzado a la captura de los llamados «ni-ni», es decir, aquellos que no simpatizan ni con el Gobierno ni con la oposición, y que son los podrían definir las elecciones.

Planas no dio cifras ni ha mencionado las empresas de sondeos que darían como ganador a Hernrique Capriles, pero aseguró que «el mensaje de unidad» del líder opositor «en los últimos meses ha conquistado muchas voluntades». «Los venezolanos queremos dejar la confrontación y emprender un nuevo camino hacia el progreso».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: