CNE EN OBSERVACIÓN

Por OCTAVIO LEPAGE


En las muchas elecciones celebradas en 14 años la oposición nunca ha desconocido los resultados.

Con las elecciones encima, tiene sentido prestarle atención a aspectos claves del proceso. No perder tiempo en denunciar situaciones irregulares no superables en breve. La integración del CNE (4 a 1) es inconstitucional, pero no se puede sustituir en un corto plazo. Ese CNE va a presidir las elecciones, querámoslo o no. Tampoco tiene sentido sembrar dudas sobre el voto secreto a sabiendas de que es absolutamente imposible conocer por quien votó cada elector.

Por el contrario, hay que permanecer en guardia ante actuaciones del CNE potencialmente peligrosas. No es explicable su empeño obsesivo en exigirle al candidato de la oposición que de antemano se comprometa a reconocer los resultados electorales proclamados por el CNE. En las muchas elecciones celebradas en 14 años la oposición nunca ha desconocido los resultados. Siendo así, resulta inexplicable, y hasta sospechoso, que el CNE, por mandato superior, se aferre a tal exigencia. Más de uno se pregunta si el candidato vitalicio no estará preparando el terreno para que se acepte de antemano un “triunfo” suyo fabricado a base de arbitrariedades y marramucias, en las que se ha mostrado siempre tan diestro.

El reclamo de reconocimiento anticipado de los resultados electorales oficiales fue planteado originalmente por el candidato de gobierno, el candidato vitalicio. El CNE lo que ha hecho es darle respaldo institucional al planteamiento oficial. Lo real es que el fraude acostumbrado solo es posible por el descuido o la ausencia de los miembros y testigos de mesa que representan a la oposición en los centros de votación. Con la presencia vigilante de ellos, este tipo de fraude es imposible. Según la ley, cada miembro de mesa recibe copia del acta de escrutinio que a ese nivel se realiza, la cual envía directamente al organismo centralizador de la MUD. Los resultados de la totalización realizada por el CNE tienen que ser exactamente igual a la que se realiza a nivel de la MUD.

De acuerdo a declaraciones reiteradas de Leopoldo López y otros voceros del comando electoral de Capriles Radonski, ya se han seleccionado y se están entrenando los miembros y testigos de mesa que el 7 de octubre estarán presentes en todos los centros de votación del país. Siendo así, el fraude “legal” será imposible. La única observación que se nos ocurre es que debe tomarse en cuenta que, al igual que las maquinarias metálicas, también las maquinarias partidistas se oxidan por falta de uso durante mucho tiempo. Es recomendable que se haga una especie de auditoría de todo el personal que ha sido seleccionado como miembros y testigos de mesa.

Hay otro tipo de fraude. Ganar elecciones a lo Juan Charrasqueado, que cuando pierde arrebata. Este se neutraliza manteniendo informada a la opinión nacional e internacional a fin de que estén alertas. El tema electoral tiene otros aspectos importantes, trataremos de abordarlos con objetividad en futuras entregas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: