Chávez autorizó todo

Por Damián Prat

Cuando explotó la escandalosa compra de aluminio de Canadá, los funcionarios dijeron: “El comandante no sabe nada”. La medida tiene fecha de junio de 2010 y contempla un lote total de 115 mil toneladas

El escándalo por el ingreso de 5 mil toneladas de aluminio importado a los patios de Alcasa, parte de un lote mayor de 32 mil toneladas adquiridas al mismo “trader” y de un lote total de 112 mil toneladas tomó ayer otro giro, cuando el presidente de la empresa, Elio Sayago, confirmó todo y añadió que la autorización de toda la operación la dio el presidente Hugo Chávez en punto de cuenta 65/10 con fecha 4 de junio de 2010.

Sayago, quien como los restantes presidentes actuales de las empresas básicas, se hace llamar “presidente-trabajador” como parte del mito del “control obrero”, viene enfrentando una dura oposición a su gestión de otro sector interno del PSUV, el de FBT, vinculado al gobernador del estado Bolívar y a los diputados suplentes José Ramón Rivero y Ángel Marcano, que en Alcasa es liderado por el actual secretario general del sindicato y ex diputado, José Gil.

Gil ha protagonizado dos paros en los que la principal exigencia ha sido la destitución de Sayago e incluso la pasada semana amenazó con un nuevo paro “hasta que Sayago sea destituido”, acción que fue respondida por éste con la declaratoria de “emergencia operativa”.

Cuando explotó el escándalo de la importación de aluminio, dentro de Alcasa sectores del chavismo adversos a Sayago lo culparon de la crisis de la empresa. “Su fracaso queda patentizado en esa importación de aluminio”, dijeron y algunos exculparon al gobierno. “El comandante no sabe nada”, recalcaron.

Dirigentes laborales de la oposición democrática, en cambio, acusaron al gobierno en su conjunto de la ruina de Alcasa, recordando que el gobierno jamás quiso desarrollar el proyecto Línea V que habría elevado la capacidad de producción de la empresa a 450 mil tons/año y llevado sus cuentas “de rojo a azul”.

“En los últimos cinco años la crisis de Alcasa pasó a nivel de desastre porque el gobierno tiene un plan no confesado abiertamente de forzar el cierre de la empresa” y recordaron que la capacidad de producción ha sido llevada de 200 mil toneladas anuales a menos de 80 mil actuales.

Las cinco mil toneladas de aluminio que ya están en los patios de Alcasa fueron producidos en la planta Aluminiere Alouette, ubicada en Quebec, Canadá, subsidiaria de la segunda transnacional de aluminio más grande del mundo, Alcoa, pero comprado por el Mibam a intermediarios en el puerto estadounidense de Baltimore.

PUNTO DE CUENTA DE MIRAFLORESEl boletín interno de Alcasa para informar a sus trabajadores, llamado “Hoja de Aluminio” fue repartido ayer en la empresa, y en él Sayago afirma que “las cinco mil toneladas de productos, lingotes de 680 y Barras T, forman parte de la compra de 115 mil toneladas, que fueron autorizadas el pasado año por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías en punto de cuenta No. 65/10, firmado el 4 de junio de 2010”.

Agrega Sayago que la medida se tomó “para dinamizar el flujo de caja de la empresa y para satisfacer el mercado nacional”.

El boletín no dice nada del deterioro productivo de la empresa ni que de las 680 celdas de reducción, apenas quedan 171 activas producto de años de abandono. Ni explica nada de las enormes deudas con proveedores y contratistas ni de que en almacén no hay insumos ni repuestos para casi nada. Ni de las enormes deudas con Bauxilum y Edelca.

“Aprobado”, dice la casilla donde va el “visto bueno” o “check out” y más abajo el comentario: “Elías, coordinar ejecución” con la firma zurda de Hugo Rafael Chávez Frías aludiendo a su vicepresidente Elías Jaua.

Y es que adjunto al boletín, la presidencia de la empresa mostró a los trabajadores copia del referido “punto de cuenta” de fecha 4 de junio de 2010, es decir, a punto de cumplir un año, por el cual Chávez autoriza “a Venalum y Alcasa importar aluminio hasta por 115 mil toneladas en lo que resta de 2010”.

De modo que una vez más no fue cierto que “Chávez no sabe nada, mi comandante no tiene la culpa sino que son burócratas infiltrados”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: