En Tiempo Real: Créanlo, Chávez está perdiendo

Por Carlos Valero

Henrique Capriles Radonski Presidente de Venezuela

Estamos observando un fenómeno que mucha gente creía que era imposible, el todopoderoso candidato presidente, apoyado por el imperio chino, la izquierda mundial con Lula a la cabeza y millones de dólares y bolívares fuertes provenientes de diversas fuentes, entre otras del erario público, está perdiendo las elecciones frente a un joven líder emanado de la renovación política y moral del país. Sí, como lo leen, Chávez está perdiendo las elecciones y si nosotros no cometemos errores graves, con seguridad Capriles va a ser el nuevo Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Al momento de escribir estas líneas, martes 14 de agosto, 8 de la mañana, a 54 días de las elecciones del 7 de octubre, el candidato del pasado tiene más de dos días desaparecido de la escena pública. Salvo un par de tuits enviados el sábado saludando (o empavando) a Pastor Maldonado y felicitando a los deportistas, los venezolanos no le hemos visto la cara, salvo en afiches y miles de minutos de cuñas haciendo uso de la “inocente Ley Resorte”. ¿Qué fuerza es tan poderosa que logra sacar de campaña, aún cuando sólo sea a través de cadenas, al candidato del pasado? Reposo, anda muy ocupado salvando el mundo o se fue de rumba al cumpleaños de Fidel. Nadie puede sin información privilegiada responder esta pregunta, pero lo que sí podemos es analizar las consecuencias de dicha ausencia y la estrategia global de campaña de la revolución.

Lo primero que hay que señalar es que las campañas electorales alteran las preferencias políticas de los ciudadanos, de no ser así no tendría sentido hacerlas. En una elección cualquiera que sea, siempre hay un porcentaje de la población que se mueve en función de las diferentes campañas, independientemente de la polarización pre existente. Y en el caso que nos ocupa, el despliegue y la planificación de campaña realizada por el Comando Venezuela ha sido extraordinario, en contraste con la del Comando Carabobo, que se entregó de alma y corazón al brasilero Joao Santana, quien junto al alcalde invisible del Municipio Libertador, han cometido error tras error.

El primer error en el cual incurrió la candidatura del pasado fue el de presentar un plan de gobierno sacado del comic Pinky y Cerebro. Ofrecer salvar el planeta, establecer el equilibrio mundial e independizar a Venezuela les sabe a los venezolanos a helado de yuca. Eso es como comer pan con pan. Después inventaron un corazón para decir que nos ama a todos, pero cada vez que el candidato habla parece la reencarnación de Lucifer, insulta, impone candidaturas, manda a callar a la gente y sólo habla para pedirle al pueblo que le dejen seguir montado en el coroto y que Capriles es la reencarnación de Adam Smith, con una mezcla de Hoover e hijo menor de Uribe o de Pérez. Es decir, cada vez que abre la boca echa por tierra toda la campaña engañosa articulada por los brasileros.

Sumado a ello tenemos el contraste del pueblo por pueblo con el cuartel por cuartel y de cadena en cadena. Y cuando decide salir, lo hace montado en una carroza para ir a los estados a embochinchar la unidad interna de su partido, afanado por imponer como candidatos únicamente a los militares que participaron con él en el golpe del 92. Lo vuelvo a repetir, la campaña del comando Carabobo entró en barrena.

Todo lo anterior no significa que ya ganamos y que podemos salir a la calle tranquilos del hampa, sin tráfico ni apagones. No queridos lectores, aún queda un largo trecho para lograr ganar, asumir el poder, gobernar y lograr la paz social. Creo que la labor de cuidar los votos la está haciendo el Comando Venezuela de manera extraordinaria, ahora toca a todos los ciudadanos garantizar y defender el triunfo. Debemos ayudar a Capriles a conquistar electores indecisos, básicamente abstencionistas crónicos o chavistas descontentos y movilizarnos el 7 de octubre a los centros para ayudar en la logística, llevar gente a votar y estar atentos.

Por primera vez en 14 años las fuerzas modernas tienen un líder, un proyecto de país y una opción real de triunfo, no permitamos que se nos vaya de las manos.

Una respuesta

  1. ¡CHEVERISIMO! MIENTRAS MÁS TIEMPO PASA, MÁS PIERDE. ASÍ TENGA TODO EL DINERO DEL MUNDO Y TODO EL APARATAJE DEL ESTADO, EL CANDIDATO DEL PASADO VA A PERDER, SIEMPRE Y CUANDO NO TENGA UN AS GUARDADO BAJO LA MANGA MAS ALLÁ DEL JIMGEL COMO DICE EL SR. LEOPOLDO CASTILLO. LA GENTE DE ESTE PAÍS YA DESCIDIÓ POR UN CAMBIO. DE MI CUENTA CORRE HACER TODO LO POSIBLE PARA QUE CAPRILES GANE, ASÍ COMO MIS AMIGOS CONOCIDOS Y DEMAS FAMILIARES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: