¿Por qué ganará Capriles?

Comunicación continua – Merida, Venezuela

Por Wladimir Pérez Parra – Dr. en Gobierno y Adm Pública y Prof (T) ULA

Este análisis no lo hago como presagio de adivino que tiene una bola de cristal, ni como activista de la política, lo hago en mi condición de estudioso de la política.

Por qué ganará Capriles las elecciones; porque hay en el ambiente signos de cambios y podemos palpar un fenómeno político igual al que se abrigó en 1998 cuando el candidato era Hugo Chávez. Las mismas prácticas y conductas que asumieron AD y COPEI en sus buenos tiempos, en el presente las asume el PSUV con la diferencia que hoy son más exponenciadas que en el pasado.

El bipartidismo no veían ni sentían y se hacían los indiferentes frente a los vientos de cambios que se arraigaban, los cuales se encarnaron en un nuevo liderazgo que representó en su momento Hugo Chávez. Hoy sucede exactamente lo mismo pero del lado contrario, el partido del estatus no ve, no siente y hace caso omiso a los vientos de cambios que se avecinan, lo cual está encarnado en un nuevo liderazgo que ahora representa Henrique Capriles.

Y porque afirmo que Capriles ganará, en tal sentido me voy a permitir analizarlo de la siguiente manera: El modelo de democracia representativa que surgió en 1958 tardo 20 años en agotarse, este nuevo paradigma de democracia participativa y protagónica tardo solo 10 años en agotarse. El régimen democrático que se agotó a partir de 1976 y explosiono en 1998, lleno al país de las carreteras que hoy se caen a pedazos, los políticos que hoy están gobernando fueron formados en las Universidades creadas o desarrolladas en esa era. Hugo Chávez gracias a esa democracia logro ser Tte. Cnel del ejército que en otro país del continente se lo habrían negado. Sus padres tuvieron la oportunidad de estudiar algo imposibilitado a los humildes en otros países del continente, no solo lograron ser maestros de escuela, fueron también director de educación de Barina y dirigente de Copei. Sus hermanos son profesionales y clase media gracias a esa democracia. El sistema de orquesta que dirige el Maestro Abreu y que tanto el candidato oficial hace gala es herencia de esa democracia. Las empresas básicas y las obras de Gurí también son herencia de la misma, y por mucho que se les quite el nombre esas obras quedan como testigo mudo de que no todo fue tan malo en la democracia representativa. Con esta afirmación no quiero decir que estoy negando los grandes errores que se cometieron pero tampoco podemos ser tan mezquinos en negar una realidad y reconocer que no todo fue malo, que hubo cosas buenas también.

No fue tan mala la democracia de partidos para Hugo Chávez que por sus propias omisiones e injusticias llevaron a un Tte. Cnel, sin ninguna preparación ni experiencia administrativa más que administrar una cantina de un cuartel a la primera magistratura. El sistema democrático al cual el conspiro le dio todas las garantías y oportunidades para que él fuese candidato y Presidente de la Republica. Un Chávez en estos tiempo no habría llegado al poder, se hubiese podrido en la cárcel como se pudrió el Tte. Cnel Tejero cuando conspiro contra la institucionalidad española, o como se están pudriendo los Comisarios en los calabozos del SEBIN.

Capriles ganará las elecciones y derrotará a Chávez por la mala gestión, al cual los electores ya comienzan a ver como el responsable de una gestión ausente que han tratado de maquillar con la hegemonía comunicacional gubernamental. Pero como el mismo Hugo Chávez ha dicho el que tenga ojos que vea y la gente ha visto que no hay nada, que es pura fantasía, es una especie de “Fantislandia” que edulcoran los medios de comunicación públicos convertidos en medios de propaganda del PSUV, sin el más mínimo decoro abusando de los recursos del Estado. Ya el portaavión de Chávez es cosa del pasado, y la mejor forma de demostrarlo son las elecciones del 2010 donde Chávez polarizó e hizo de unas elecciones parlamentarias unas presidenciales, las cuales se tradujeron en una polarización de 5.674.343: 50,36% para la MUD y 5.423.324: 48,13% para Chávez. De tal manera, que el chavismo viene en franca descendencia y la oposición viene en franca ascendencia, tanto es así, que gobiernos amigos de Chávez como el de Brasil están analizando dos escenarios: uno sin Chávez y otro con Chávez, y en el escenario que ven con Chávez entran dos contextos uno, que no termina su mandato por su enfermedad, y otro que no termina el mandato por las fuertes protestas y descontentos populares que se le avecinan por la inviabilidad de su proceso de cambio.

En fin, a Chávez se le termino su cuarto de hora, ya él es cosa del pasado. Chávez es el Cipriano Castro del siglo XXI, con Castro se cerró el ciclo del caudillismo que nació en 1830 y sucumbió en 1908, y con Chávez se cierra el ciclo del rentismo-populismo que nació en 1936 y que sucumbirá en el 2012. En Venezuela ocurrirá el fenómeno Chamarro de Nicaragua, cuando todas las encuestas incluyendo las más connotadas norteamericanas daban como seguro ganador a Daniel Ortega, solo la encuestadora costarricense Víctor Borge y Asociados vaticinaron el triunfo de Violeta Chamorro, y el cual me da conocimiento de causa por haber estado en ese país como funcionario de la OEA en 1990. A Ortega lo derrotó la guerra con la contra, no votaron contra Daniel votaron contra la guerra. Aquí sucederá algo parecido. A los 5.674.343 de votos duros que tiene la oposición hay que sumarles los nuevos votantes y los descontentos y hasta muchos chavistas no votaran contra Chávez, votaran contra la guerra pero del hampa y la corrupción que tiene en estado de sitio a todos los venezolanos. Por lo tanto, votaran por Capriles debido a que los chavistas saben que el voto es secreto y nadie sabrá por quien votaron. Ese voto oculto que ronda entre un 10% y 12% terminara sufragando por el candidato de la paz, del progreso y del futuro y no por el candidato de la confrontación, del atraso y del pasado.

En fin, Chávez ganó gracias a los errores y las ineficiencias de AD y COPEI, Capriles ganara gracias a los errores y la ineficiencia del PSUV. Capriles será Presidente en el marco de una nueva concepción política. Venezuela cambió para siempre, y la vieja forma de hacer política morirá con la derrota de Chávez. Con Capriles nacerá una nueva forma de hacer política y una nueva forma de gobernar, se establecerán los principios de la teoría de la gobernanza, donde intermediarán el Estado, los empresarios y los ciudadanos concertados para sacar adelante al país.

COLABORA CON ESTE BLOG:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: