La historia de Chávez en Catia

Por Asdrúbal Triana

Cara de dolor, de enfermo, de perdedor, de infelíz, de ladrón, de asesino… ¿Sigo?

La visita y caravana el día de ayer por parte del candidato Hugo Chávez Frías en la popular parroquia caraqueña de Catia parece darle un nuevo giro a la campaña presidencial. Lo visto el día de ayer no puede ser banalizado sólo a lo visto en las tomas de Venezolana de Televisión. Comencemos por lo que consideramos más grave.

Con gesticulaciones de fuerte dolor el presidente Hugo Chávez pareció haberse resentido de alguna molestia física. Los que vimos en vivo la transmisión pudimos notar como en segundos cambió su rostro. Fueron más de cuatro gestos. Jackeline Farías no pudo ocultar la preocupación. En los estudios de VTV posiblemente recibieron una llamada de urgencia. Es por eso que dejaron de enfocar a Chávez para pasar a trasmitir imágenes de las pocas personas que acompañaban el acto. Declaraciones en OFF de Freddy Bernal trataron de desviar la atención. Pero no regresaron con El Presidente. ¿Qué pasó realmente? ¿Chávez recae? ¿No está cumpliendo el tratamiento contra el cáncer?

Posteriormente, a los tres minutos comenzó el programa Cayendo y Corriendo. Esperaba que Pérez Pirela se destacara en comentarios sobre la caravana de Chávez, pero sólo se refirió dos minutos al tema. Algo bien extraño. A los 20 minutos de ver las imágenes de un Chávez adolorido, comenzaron a desmontar la tarima donde ofrecería el discurso en Catia. Algo había pasado. El silencio fue lo que imperó en los medios del estado. Nadie da respuesta. Muchos dicen que fue la falta de convocatoria; los chavistas argumentan que no había tarima, pero en Catia todos fueron testigos de las molestias del Jefe de Movilización, Darío Vivas al ver el pequeño escenario donde Chávez hablaría. Freddy Bernal tampoco logró movilizar más de tres cuadras. Sus declaraciones en VTV son la prueba más fehaciente de lo que ocurrió “la verdadera convocatoria será el 7 de octubre”. A confesión de partes, relevos de pruebas. Catia ya no es de Chávez. Y agregamos otra pregunta ¿Por qué a altas horas de la noche de ayer deciden suspender la visita al estado Portuguesa?

Otro punto que llama poderosamente la atención son las horas previas a la caravana. Los dirigentes chavistas pretendieron quitar de las casas los afiches de Henrique Capriles, para que el candidato del oficialismo no los viera. Pero la respuesta del pueblo fue clara y digna. No permitieron tamaño abuso. Están resteados con Capriles. El venezolano perdió el miedo. Y esta es una historia que ya se escucha y se repite a lo largo y ancho de toda Venezuela. Los venezolanos nos cansamos de las imposiciones, del poco respeto del gobierno a los que piensan distinto, del lenguaje violento para tratar de enfrentarnos. Nosotros escogimos los senderos de la reconciliación, de la libertad, de la paz, del cambio ¡Hay Un Camino! ¡Vamos a ganar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: