En Tiempo Real: “Campaña perfecta para perder”

Por Carlos Valero

La última ocurrencia del comando Carabobo fue decir que ellos están haciendo una “campaña perfecta”, porque se están preparando para una “victoria perfecta” cuando el 7 de octubre obtengan más de 10 millones que meterán por el buche al pueblo venezolano que piensa distinto. Pues bien señores del pasado, como decía mi abuela, deseos no preñan y por el contrario, el desarrollo de los acontecimientos apunta hacía una” derrota perfecta” y con altísimos elementos de heroísmo, ya que un joven de 40 años dentro de 18 días será reconocido en el mundo entero como el David venezolano. Como el hombre que, junto a un pueblo maduro y a una generación preparada para gobernar el país, derrotó a la más poderosa maquinaria estatal y comunicacional que recuerde la historia venezolana. Capriles será dentro de poco comparado con Obama o con Hollande en Francia.

Lo he dicho en anteriores oportunidades, la estrategia diseñada por Joao Santana para la tercera reelección del candidato del pasado va hacia un lado, y el candidato va en dirección contraria. Existe una evidente disonancia entre el corazón de los afiches y el corazón hipócrita y egocéntrico del viejo candidato que cree que todos los venezolanos estamos para cuidarle la silla de palacio.

También las líneas están cruzadas cuando quieren vender un Chávez Beta jugando básquet o manejando patinetas y bicicletas con la imagen de un líder llorando en un mitin en Apure, en una evidente pérdida de control emocional atribuible a un exceso de medicación, al desequilibrio que genera la posibilidad de perder el poder o quien sabe a que fenómeno.

El acto de Catia, otrora bastión chavista, ha sido quizás la gota que derramó el vaso. Estuve a punto de sentir pena por Freddy Bernal cuando le suplicaba a la gente que cambiara de opinión y votara por la revolución. Esta situación sumada a la “escuálida” concurrencia y a la súbita suspensión del acto, son muestras evidentes de que la revolución se quedó sin el fervor del pueblo y que los empleados públicos ya no se calan cumplir su horario de trabajo en actos políticos.

Esperaban una marea roja y se consiguieron con una reunión de junta de condominio, frente a lo cual a Bernal no lo quedó otra que decir que su verdadera movilización, la de los 7 millones inscritos en el PSUV más los tres millones que faltan para llegar a sus famosos 10, la realizarán el 7 de octubre. Jajajajaja. Querido lector no se rían, de verdad lo dijo.

El señor diputado olvida que en el simulacro moviendo todo el aparato del estado y colocando como meta movilizar el 1×10 revolucionario apenas participaron alrededor de 1,7 millones de venezolanos de los cuales hay que descontar un porcentaje muy alto de escuálidos caprilistas que decían: yo vine porque quise a mi no me pagaron. Eso más que un simulacro fue la antesala de una derrota perfecta.

Sumemos a lo anterior que la sala situacional ha admitido que la guerra sucia ha tenido el efecto del río Güaire en la candidatura de @hcapriles, mientras más le echan más crece, y que el candidato del futuro definitivamente le robó la calle y la iniciativa política. Todos estos hechos nos llevan a una sencilla conclusión. La campaña perfecta del gobierno contribuirá a hacer presidente a Capriles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: