Capriles está más cerca de Miraflores

Por Gabriela Moreno / Maracaibo /

 Diario La Verdad

Luis Christiansen, presidente de Consultores 21, asegura que Henrique Capriles está más cerca de Miraflores que Hugo Chávez. Foto Jhair Torres.

Luis Christiansen, presidente de Consultores 21, afirma que el candidato presidencial de  la oposición tiene más posibilidad de ganar los comicios del 7 de octubre. Encuesta señala que el primer mandatario alcanzó su máximo punto entre las preferencias de la población mientras su contendor crece. El miedo es el único factor que inmedible en la campaña

Por primera vez Hugo Chávez, presidente de la República y candidato a la reelección, tiene complicada su permanencia en Miraflores. Es un escenario nuevo. Las encuestas de Consultores 21 lo demuestran. Luis Christiansen, presidente de la firma, lo aseguró en entrevista con La Verdad.

Trajo a Maracaibo el viernes los números de su último sondeo de opinión donde el primer mandatario obtuvo 45,7 por ciento de intención de voto mientras que su adversario, Henrique Capriles Radonski, abanderado de la unidad, lo supera con 46,5 por ciento. La diferencia entre ambos es de 0,8 puntos porcentuales pero sostuvo que “Chávez no está ganando la elección”.

Defendió sus estudios. Sus números siempre coinciden con lo que ocurre. Asegura que el Gobierno promovió la publicación de encuestas favorables al primer mandatario pero “el esfuerzo les salió caro porque sus mismas encuestas demuestran descenso. Comenzaron en 60 y ahora su mejor cifra es 50”.

– ¿Por qué se produce el empate técnico en el remate de campaña?

– Esta campaña se parece a la de 2008 cuando Capriles fue candidato en Miranda. Esa campaña estuvo muy peleada y Capriles logró al final abrir una diferencia que lo llevó con 53 por ciento de los votos a la Gobernación. El comportamiento de Chávez es distinto. A excepción de 1998, al final de las campañas termina con menos votos. Capriles tiene un comportamiento inverso. Termina la elección mejor que como estaba antes y eso pudiera abrir la brecha al final de la elección cuando son cerradas.

– ¿Por qué se estanca Chávez?

– Porque alcanzó su techo electoral, a través de los años, el liderazgo de Chávez avanza y retrocede y cada proceso de recuperación de su imagen lo deja en un punto más bajo del que estaba antes de la pérdida. Tiene un rendimiento decreciente. Está por debajo de 50 por ciento y en una elección polarizada, si una candidato no lo logra pasar esa cifra lo hará el otro candidato.

– ¿Pero está reñida o no la elección?

– Sí, este proceso está peleado.

– ¿Cuáles escenarios se plantea Consultores 21 para el 7 de octubre?

– Esta es la primera vez con Chávez como candidato que hay que plantearse dos escenarios. Las cifras permiten decir que hay uno que luce más probable y es que gane Capriles.

– ¿Es el liderazgo de Capriles o la falta de gestión de Chávez, lo que potencia ese escenario?

– Es una combinación de las dos cosas. Antes a Chávez le fue muy fácil ganar la elección y hoy la comparación entre tributos de imagen, muestra un Chávez estancado y un Capriles creciendo.

– Usted asegura que 98 por ciento de los venezolanos está muy decidido frente a Chávez. Si es así, ¿cómo se justifican los indecisos en los estudio de opinión?

– Frente a Chávez no hay neutralidad. En la práctica no hay indecisos, más allá de un dos por ciento que no es capaz de tomar posturas frente a Chávez, pero ese número es despreciable. La única explicación que encontramos para los poquitos que vemos es que no son indecisos sino gente que tiene una decisión tomada que no la quiere compartir.

– ¿Si todas las encuestas miden intención de votos por qué no coinciden?

– Para mí si hay una gran coincidencia. Las principales empresas coinciden en la intención de votos por Chávez, el problema es dónde se pone la mirada porque las contradicciones están en las brechas y las brechas no hablan de fortalezas de los candidatos sino de gente que no está contestando.

– Si gana Capriles, ¿qué pasará con las empresas que proyectaron a Chávez?

– Si el 7 de octubre gana Capriles, todas las principales empresas del país van a haber registrado la intención de Chávez correcta y su problema fue en que se equivocaron en la lectura de sus números.

– ¿El miedo es medible?

– Las encuestas son pésimos instrumentos para medir el miedo. Lo que más se puede hacer es el ejercicio de la urna para demostrar que no hay voto oculto.

– ¿Pero hay miedo en esta elección? ¿Lo afirmaría?

– El único miedo detectado es que los que no dicen por quién votan en directo cuando votan en secreto se reducen y lo hacen por Capriles. Hay miedo a expresar públicamente la intención de votar por Capriles.

– ¿Es nuevo el comportamiento?

– Sí.

– ¿A qué lo atribuye?

– Es consecuencia de la polarización. Discutir o hablar de política es con frecuencia una fuente de conflictos entre la familia, los amigos, y eso justificaría el porcentaje de venezolanos que prefiere no compartir cuál es su candidato de preferencia o la intención de voto que tiene.

– ¿Eso demora la recolección de información de una encuesta ahora en Venezuela?

– Lo que pasa es que ahora hay más gente que prefiere no contestar las encuestas porque se asume que de esa forma se evitan problemas.

– ¿A mayor optimismo en el elector?

– Es mejor para Capriles.

– ¿Y a mayor pesimismo?

– Es peor para Capriles.

– ¿A quién perjudica la abstención?

– Depende de quienes se abstengan.

– Capriles afirma que las mujeres lo harán Presidente. ¿Usted coincide con él o hay un grupo más importante en votos?

– En las encuestas Capriles está mejor entre las mujeres que Chávez, pero a las mujeres añadiría los jóvenes, porque ambos sectores harán la diferencia en el proceso electoral.

– ¿Qué pasa con los hombres?

– No es que no se identifican con Capriles sino se identifican un poco más con Chávez.

– ¿Qué pesa más en la intención de votos, los beneficios o la ideología?

– Sin duda los beneficios. En 1998 Chávez ganó porque la mayoría de los venezolanos llegó a la conclusión de que con él iban a vivir mejor pero su problema hoy y es la razón por la que Chávez no está ganando la elección, es que decidió quizá por estrategia migrar a lo ideológico cuando la mayoría trata de ver cómo puede estar mejor en el futuro y estar mejor en el futuro tiene más relación con los beneficios que lo que se puede recibir con el compromiso ideológico.

– ¿Significa que las misiones Vivienda, Trabajo y las demás resultaron inútiles?

– La misión Saber y Trabajo aportó poco y la misión Vivienda tuvo impacto pero luego dejó de tenerlo porque la mitad del país declaró estar inscrita en la misión vivienda y la mitad de ellos espera recibir su vivienda antes del 7 de octubre, eso es 25 por ciento del país y es evidente que no la recibirán. Allí hay un proceso de frustración de expectativas.

– ¿Encuestadora seria es encuestadora sin sesgo?

– Cuando se piensa en las empresas que hacen encuestas en Venezuela lo primero que se debe tener claro es que es imposible que todas sean iguales. Hay que fijarse cuáles tienen tiempo y cuáles aparecen solo cuando hay elecciones. En este trabajo la discreción es clave.

– ¿Es ya para usted Capriles un presidente virtual?

– En este momento Capriles tiene más probabilidad de ser presidente que Chávez de ser reelegido.

– ¿Y si se produce un boom en su campaña que lo catapulte?

– Me cuesta imaginarlo.

– ¿Qué puede más en la batalla entre maquinaria y emoción?

– En las elecciones presidenciales siempre gana la emoción. Lo dice la historia. Chávez fue la emoción una vez, ya no.

– ¿Qué pudiera torcer los resultados de su encuesta?

– En caso de que al final los números de las elecciones no se parezcan a los de nuestros estudios la conclusión sería que hubo un problema con la muestra pero estoy tranquilo, no es la primera vez que vemos un escenario electoral distinto de las otras empresas.

– ¿Será por eso que Capriles solo le cree a usted?

– No sé si nada más nos cree a nosotros.

– Lo aseguran fuentes muy cercanas al candidato…

– Es una postura sensata porque saben que la información que levantamos se parece a la realidad. Incluso, yo, he aprendido a tener confianza.

– ¿Podría confesar qué no fue medible en esta campaña?

– El miedo. El miedo es algo que no hemos podido medir, lo máximo que hemos hecho es acercarnos un poco con la simulación de voto secreto. Es la gran incógnita a despejar.

– Y si esto se queda en el mercado electoral, ¿qué pasará con las encuestas?

– Será necesario profundizar la comparación de los resultados y encuestas de procesos anteriores.

– ¿Se quiere ganar la recompensa del CNE?

– (Risas). La verdad, no me atrae para nada.

– ¿Por qué?

– La mejor recompensa es poder verificar que la información que se colecta permite proyectar la conducta. Si nos lo ganamos lo guardaremos en la oficina.

– ¿Qué  medirá después del 7?

– Lo primero será una evaluación de cómo ve la población el resultado electoral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: