VICENTE DIAZ – El extraño caso de mister Jekyll y mister Hyde ¿Se caen las mascaras?

Por Abg. José A. Martin Estrada

Robert Louis Stevenson, escribió un famoso libro a donde hace una representación vívida de la psicopatología, donde muestra a una misma persona teniendo dos personalidades totalmente opuestas. Haciendo referencia al trastorno disociativo de la identidad, antes conocido como trastorno de personalidad múltiple, dicha obra fue un éxito inmediato y se ha convertido en uno de los más vendidos de Stevenson y de la literatura universal.

Siempre he tenido dudas sobre la “imparcialidad” del Dr Vicente Díaz como rector del CNE. Por ejemplo, cuando el ente de vigilancia electoral VOTOLIMPIO – del cual soy miembro – impugnó el REP por considerar que tenía casi 3 millones de electores falsos, lo que presentamos en un CD consignado con nombres, datos y artículos por los cuales debían ser excluidos del padrón electoral, lo hicimos ante el CNE regional de Monagas el 15 de Abril de 2012, a las 5 y 15 pm de la tarde.

Según se puede apreciar en el sello húmedo del ente electoral al recibir la impugnación, dicho rector se la pasaba por los medios de comunicación diciendo públicamente que la MUD solo consiguió inconsistencia en 67 mil electores – más o menos que recuerde -.

Y cuando escuchabas a los técnicos de la MUD hablaban de 120 mil electores. A decir verdad, en ese momento los técnicos independientes, ajenos, a cualquier tendencia electoral nos sentimos contrariados porque no comprendíamos cómo íbamos a ir a unas elecciones en tales circunstancias. Y por qué el rector Vicente Díaz y los técnicos de la MUD aseguraban ante el país hechos totalmente falsos y no ajustados a la realidad. ¿Estrategia electoral o inmensa estupidez e incompetencia profesional?.

La segunda ocasión, en la cual se me afianzaron dichas dudas fue cuando el 8 de Junio los rectores rojos rojitos del CNE, saltando la talanquera como buenos expertos a la torera, omiten el precepto constitucional del artículo 298 de la Carta Magna  y deciden, contra legis (contrario a la ley) cambiar el reglamento electoral de la LOPRE… Y procedieron a tomar una serie de decisiones -todas INCONSTITUCIONALES- que le cambiaron totalmente la cara y el rostro al sistema y al procedimiento electoral. Las enumero: la inserción del sistema (SAI) – ratifico – contrario a la Constitución porque se hizo violando una norma constitucional. La modificación del REP fuera del lapso precluido el 15 de abril violando el reglamento electoral.

El CNE mandó a los venezolanos de Miami a New Orleans sin fundamento legal y modificaron los circuitos electorales para las elecciones de gobernadores y diputados. Los rectores, afectos al régimen, tal vez pudiera comprenderlos porque para ellos es su actuación normal violar, conculcar y menos acabar todo el tiempo la constitución y la ley. Por lo menos es lo que se desprende de un análisis jurídico. Pero, lo que más me sorprendió es que el rector Vicente Díaz, no dijo absolutamente nada sobre estos hechos salvo una declaración meramente escueta y ni siquiera, que yo sepa, dejó una constancia en el libro de sesiones ordinarias del ente electoral sobre, su disconformidad con todas estas aberraciones jurídicas. Y si lo hizo, jamas lo anunció al país.

Poco tiempo después, por terceras personas y por declaraciones de mi estimado colega Ricardo Koesling me entero que “presuntamente” el asumió el cargo de rector del CNE siendo postulado por el nefasto ente político “Grupo La Colina”, supuestamente, según entendidos, liderado por Teodoro Petkoff, situación que hizo iluminar mi comprensión acerca de todos estos hechos que sucesivamente en cámara lenta iban pasando. La realidad es que los venezolanos no íbamos a una elección presidencial conforme a las normas democráticas si no que, después de analizar los efectos políticos y jurídicos entiendo que, realmente lo que hicimos fue acudir a un plebiscito electoral con la finalidad de ratificar la permanencia de HUGO CHÁVEZ en la Presidencia y a donde “algunos personeros” de la oposición pareciera que actuaron como caballos de troya sin la suficiente honestidad y diligencia a favor de la causa de Capriles Radonski… Y sobre todo, con total respeto a la fidelidad a la opción que el representaba.

Pero en el día de ayer leí en un medio digital un artículo del Dr Vicente Díaz que me dejó todavía más atónito y confundido que me hace pensar si realmente la oposición tenía un fiel representante en el ente electoral o si ahora, en esta fase de descaro electoral donde cada quien se quita la careta me hace preguntarme ¿Quién es realmente Vicente Díaz?. La verdad, que me reservaré mi opinión para no pecar de imparcial pero me gustaría que ud. amigo lector reflexionara ante los precitados hechos que enuncio en este humilde artículo y que narro a continuación.

El artículo en cuestión se llama “Vicente Díaz: El Meollo del Problema”. Y comienza asi: “… Este artículo tiene un sesgo. Resultará obvio. Pero no puedo dejar de decir lo que tengo que decir. Siento admiración, pero también siento vergüenza…..”. “… Siento una profunda admiración por Henrique Capriles. Nunca había visto una campaña electoral como la que él hizo. A sabiendas de la desventaja comunicacional en los medios masivos que lo limitaba a tres minutos diarios de cuñas en TV mientras que su contrincante tenía mano libre con cadenas y tiempo gratis, Henrique se dedicó a llevarle su mensaje directamente a la gente…” – fin de la cita -.

Permítanme acortarles que todas estas desventajas y todas estas situaciones fueron posibles porque sencillamente no se respetó la Constitución ni la ley electoral y tan culpable es el que ejecuta el delito o el fraude a la ley, en este caso el fraude electoral, como el que conociendo de la ejecución del mismo delito ó infracción se calla y omite el mismo. Esto es lo que se llama en derecho “culpable por omisión”. ¿Quién es culpable por omisión en el presente caso electoral? – pregunto – ¿Quién era quien debía haber vigilado el fiel cumplimiento de la Constitución y la ley dentro del CNE, ante tales desmedros? Dejo la respuesta, a su entender. Sigamos pues desglosando el articulo del honorable Dr Vicente Díaz.

Más adelante, acota el horable rector Díaz – cito -: “… Admiro también a la MUD y su comando. El alcance de su despliegue de testigos y su capacidad para llevarle el pulso a la votación indican una organización sin precedentes: más de 100 mil testigos acreditados que recabaron prácticamente todas las actas. Las han publicado mesa por mesa en su página web. Eso significó recoger, clasificar, digitalizar y conciliar decenas de miles de actas de todos los rincones del país. Nunca, nadie, había logrado hacer algo así. ¡Y todavía hay gente que dice que ese ejército de voluntarios no hizo su trabajo! …” – fin de la cita -.

Perdoneme Dr Diaz, es verdad, los venezolanos debemos estar orgullosos del esfuerzo colectivo que como sociedad hicimos ante la rapiña de abusos y constantes amenazas de guerra y violencia que desde lo más alto del poder se nos hacía. ¿O se le olvidó?. Pero nosotros enfrentamos a todo el poder del Estado en nuestra contra y a un árbitro que no fue ni imparcial ni fue justo en ningún momento. Y lo peor es que todavía no ha reflexionado en su actitud. A demás, la acreditación de testigo no demuestra en forma alguna que todos los testigos de la oposición asistieron a la jornada electoral y muchos de los que se presentaron cumpliendo con su deber legal fueron sacados de los centro de votación por medios violentos e infames y eso, yo lo protesto en este acto y en otros casos, fueron los propios técnicos de la mesa y/o los coordinadores del CNE – según los propios testigos de la MUD – quienes violando, conculcando y menos cavando el reglamento electoral y sus atribuciones legales fueron, quienes señalaban en que mesas y a donde se debía realizar la auditaría y en que mesas no. Me pregunto, ante todos estos hechos ¿donde estaba el plan república, donde estaba el CNE y donde estaba ud?. ¿No creé, con el más absoluto respeto le pregunto, que el país, merece una explicación?.

Además, no pretenda tratarnos como infantes ó eunucos mentales a los venezolanos. LAS ACTAS DE ESCRUTINIO presentadas y publicadas por la MUD en forma alguna son las CONSTANCIAS DE VERIFICACION CIUDADANA, conforme a lo establecido en el artículo 441 de reglamento inconstitucional que uds mismos aprobaron. Y de esas, 21 mil y picos de CONSTANCIAS DE VERIFICACION CIUDADANA, donde se hace constar la transparencia, el respeto a los procedimientos electorales de esta eleccion presidencial y la conformidad de las partes, respecto a la elección que son las que debió presentar y publicar la MUD, sencillamente, no las presenta.

Y no lo hace por dos motivos, primero: porque esa norma viola el derecho constitucional a la igualdad. Al señalar que solo el ganador de la mesa se queda con la constancia de verificación ciudadana. Es decir, quien pierde no tiene derecho a tener constancia del acta de verificación. ¿Asi es como se interpreta en la revolución la transparencia?. Además, siendo un poco malévolo en mi criterio, yo pudiera pensar que se hizo así a propósito, para que la oposición, no tuviera prueba de nada en un proceso totalmente manejado. Me pregunto si esta situación no demuestra la iniquidad de la norma. Y el segundo motivo, la MUD no muestra ni publica dichas constancias porque de esas constancia que señalo, la MUD tiene solamente menos de mil según información obtenida por terceros. Por lo tanto, de esta elección que ud. tanto declara que admira solo se puede sacar una conclusión: Todas estas violaciones que voy narrando, conforme a la ley y a la constitución fueron preconcebidas, y no son casuales – en mi opinión muy personal – porque ud. sabe muy bien que sin esas CONSTANCIAS DE VERIFICACION CIUDADANA los técnicos independientes tenemos las manos amarradas y tenemos que andar como los detectives con lupa buscando hasta en los bolsillos de los rectores, la verdad.

Pero lo que más me aterro y confundió fue uno de los siguientes párrafos que ud. mismo escribió a mano alzada y que la subrayo, en ROJO ROJITO en la cuál, ud. escribe lo siguiente – cito-. “… Mi admiración por el Presidente Chávez, con independencia de la inequidad electoral que lo acompaña. Asumir el costo personal de una campaña como esta luego de estar lidiando con una gravísima enfermedad como el cáncer revela una vocación y un temple que no es para nada común…”. – fin de la cita -. No se, como catalogar tan elocuentes palabras venidas de un funcionario que debiera demostrar total independencia.

Es decir, ud. admira al más alto funcionario público que menos cavando la Constitución y la ley electoral amenazo por cadena con una guerra civil a la población venezolana si ganaba Capriles e hizo en la campaña lo que le dió su perra gana. Ud admira a un funcionario que hizo uso de todos los medios financieros y materiales del estado, oficinas públicas, camiones, autobuses y demás bienes pertenecientes al estado violando la ley de corrupción y la ley del funcionariato público, por lo menos para aplastar a su contrincante y ud. sencillamente lo omitió y no lo vió. ¿En que país vive ud.?, me pregunto. Además de demostrar su total admiración al presidente Chavez – situación que es respetable y depende del amor y del afecto del corazón de cada quien- que todos estos hechos, todas estas violaciones, todos estos usos irregulares de bienes públicos ante la ley es su forma de interpretar su iniquidad electoral. Es decir, perdóneme si soy neófito ó ignorante en la materia, debo interpretar, entonces, que aquí no hubo fraude ni violaciones ni amenazas ni nada contra la población venezolana. Sino una ligera, ad minime ventaja del Comandante Presidente.

Pero, lo que más me aturde es su declaración, su confesión ficta al final del artículo. A donde prácticamente ud. nos declara su incapacidad para ejercer o asumir un puesto como rector. Y nos aclara su comportamiento omiso para lograr equilibrar la campaña y enfrentar todos los abusos con la fuerza de la ley conforme a su cargo cuando nos escribe: – cito – “… Siento vergüenza por no haber podido hacer más para equilibrarla. Afortunadamente falta muy poco para que otros más capaces puedan asumir el relevo…”. Solo le diré que tiene ud. una gran razón: afortunadamente, gracias a Dios, ud. se va. Me pregunto ¿cuanto será su jubilación por habernos brindado tan nobles y grandes servicios a la nación?, solo después de ese destape de admiración al presidente Chávez que siente ud. por el dictador que tiene presos políticos, me pregunto realmente si ud. es ¿mister Jekyll y mister Hyde?. Dios, lo bendiga.

Una respuesta

  1. Que tipo tan idiota!!!! Sabe usted contar??? Sabe que el CNE toma la mayoría de sus decisiones 4 a 1? Sabe que casi todas las decisiones del CNE que usted menciona se tomaron con el voto en contra de VicenteDiaz? Sabe que es usted un irresponsable? Y que en la lista de electores que no existen, según VOTOLIMPIO, esta Capriles, está Miguel Enrique Otero, estoy YO y muchisimos opositores conocidos?? A veces pienso que son ustedes unos asalariados del gobierno, pagados para estimular el desanimo y la abstención!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: