Hugo Chávez: lacra moral del hemisferio

Por Gustavo Coronel

Este título no es un insulto, es una acusación

El comportamiento del régimen de Hugo Chávez Frías en lo referente a los derechos humanos debería hacerlo objeto de sanciones internacionales inmediatas. Ha mantenido presos politicos sin fórmula de juicio, ha intervenido personalmente en la aplicación de justicia y mantiene prisiones vergonzosas administradas por una mujer incompetente y complaciente con los malandros. La gota que colma el vaso es la manera como se ha comportado con los comisarios condenados a 30 años de prisión por una jueza corrupta, hoy premiada con una embajada europea y, especialmente, como ha promovido el trato inhumano de la jueza Afiuni.

Esto es ya público y notorio, segun dice El Universal de hoy: “viernes 23 de noviembre de 2012 12:00 AM “El Gobierno tenía conocimiento, no sabía que iba a ser público el delito, a las mujeres no les gusta hacer eso público, pero Afiuni tuvo el valor de revelarlo”. Con estas palabras el abogado José Amalio Graterol, quien lleva el caso de la jueza María Lourdes Afiuni, afirmó vía telefónica a Globovisión que el Gobierno nacional y la Organización de Naciones Unidas (ONU) están al tanto de que Afiuni había sido víctima de violación durante los primeros meses de su reclusión. Afiuni, estuvo encarcelada en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF). Aclaró el defensor que en su expediente “hay pruebas del abuso, que pudieron registrarse cuando ella salió del INOF en febrero de 2011 con signos de haber sido torturada”.

La revelación hecha por Afiuni de haber sido sometida a violación durante su prisión, las humillacionesque que ha recibido en ese sub-mundo donde impera la fosforito, tienen un responsable directo, el sátrapa llamado Hugo Chávez, la verguenza moral del hemisferio. La manera como Chávez ordenó la prisión de la jueza Afiuni, de manera arbitraria, pre-condenándola a 30 años de prisión, es de una vileza ilimitada. La jueza Afiuni, se sabe ahora, fue víctima del despecho del sátrapa, por haber ordenado la libertad del banquero Eligio Cedeño, quien se encontraba preso por razones que  tienen más que ver con el mundo de los culebrones pasionales que con la justicia. La jueza cumplió con su deber y ello le ha merecido la terrible venganza de un hombre cuya hilacha moral se torna cada día más deleznable.

No es aceptable en el mundo libre venezolano “pedir” perdón o amnistías para quienes no han cometido crimen alguno. Se exige la libertad inmediata. Se exige al sátrapa que proceda de inmediato a liberar a los presos injustamente retenidos. Chávez es un hampón por usar la justicia venezolana para saciar sus venganzas y resentimientos personales. Y por ello está incurso en delitos que merecen un castigo ejemplar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: