Carta para Monseñor Roberto Lückert

DEMOCRACIA47Con todo el respeto que se merece quiero dirigirme a usted en especial porque recuerdo sus palabras antes del 3D:

” Lo que viene después del 3 de diciembre es grave. Aquí se está jugando la libertad del país “.

Usted siempre ha estado más que claro, al igual que el Cardenal Castillo Lara y otros, pero necesitamos más. Mis palabras van dirigidas a la Iglesia, esa misma que en muchos países, a lo largo de la historia han sufrido por regímenes dictatoriales y gobiernos comunistas.

Yo no tengo un léxico muy amplio y mi redacción es imperfecta. Soy una simple ciudadana de este país que amo, que desea solicitarles a ustedes por ser de las pocas instituciones serias y respetables que nos quedan, ayudar a los venezolanos. Por favor, no cometan los errores de siglos anteriores. No son tomates, es un pueblo que sufre.

Estoy segura que la CEV sabe perfectamente lo que ocurre en nuestra patria y todo lo que puede terminar de pasar si no actuamos, si continuamos inmóviles ante este horror.

La Iglesia nos dio el consejo de ir a votar a pesar de que no habían condiciones de confiabilidad y lo hicimos, otros no. Pero de cualquier manera, el tipo no se iba a ir con votos.

Mi petición a usted, como miembro de la Iglesia, es ayudar al pueblo venezolano. Cuando leémos y escuchamos sus declaraciones y las del cardenal Castillo Lara, quien se refiere a este gobierno como dictadura, sin pelos ni adornos, nos sentimos representados, pero eso no BASTA.

No contamos con Fiscalía, ni Defensoría, ni Contraloría, ni Tribunales de Justicia. No tenemos Asamblea Nacional, sino particular. Los políticos no hablan con la verdad al pueblo, son temerosos, no tienen el coraje que tiene usted Monseñor ni la valentía del cardenal Castillo Lara, quienes desde hace rato han expresado las cosas que pasan en este país como son. No debería escribirlo, porque siento vergüenza y pena por ellos, los militares, por corruptos y vendidos, por violar la constitución una y otra vez.

Como usted comprenderá, este pueblo esta solo. Se tiene así mismo pero requiere una guía y la espiritual es urgente en estos momentos oscuros.
Yo entiendo que ustedes no deben meterse en la política, ni apoyar a un partido ni al otro… Cada quien tiene una misión en la vida…

Nuestro problema es grave, VENEZUELA sufre.

Es hora de cambiar esto, de cambiar la manera de protestar, de asumir cada venezolano su rol en defensa de este hermoso país. Tenemos que PARARLO de alguna manera. Nuestros políticos no le hablan con franqueza al pueblo, como sí lo han hecho ustedes. Ya nadie cree en políticos. En cualquier país del mundo la gente hubiese llenado las calles por mucho menos de lo aquí pasa cada día.

La masa de opositores “existe” pero está sola. Nos despertaron la esperanza y ahora hay un ambiente desolador, de miedo, de mucha incertidumbre. Ya muchos se han ido, otros lloran, otros se rinden… Yo soy optimista pero cuando expreso mis sentimientos, se burlan de mí y no creen que esto pueda cambiar. Muchos dicen que todo está perdido. (Si no se lucha, por supuesto que así será…)

Soy católica, creo en Dios y en la vida, no en el socialismo XXI que habla de muerte. Pero si yo no veo acciones contundentes para frenar esta barbarie, entonces tendré que pensar si vale la pena ser miembro de una Iglesia que calla y no actúa. Queremos hechos. Las acciones hacen corazones. (Y no lo digo por usted, porque usted como pocos, bastante franco ha sido.)

Yo sé que la Iglesia se preocupa por la situación actual, pero NO BASTA preocuparse. Ustedes también son venezolanos y les debe doler esta tierra bendecida por Dios. No les pido que se vistan de políticos, porque la política es sucia, corrupta y falsa pero me sí que se metan a la lucha y a guiar a este pueblo por el camino del bien. Y la lucha que pido es la de cambiar el bien por el mal.

DEBEN UNIRSE TODAS LA RELIGIONES, TODOS LOS VENEZOLANOS, ATEOS, JUDIOS; BUDISTAS, TODOS, POR EL PAÍS, POR NUESTRO PAIS.

Realizar concentraciones para exigir DEMOCRACIA. No aceptemos otra cosa que no sea, DEMOCRACIA.

Una cruzada por la libertad.

Levantar el ánimo y hacerle saber a este pueblo que Dios no nos ha abandonado, que está con nosotros y que sólo unidos como UNO lograremos salir de esta crisis.

De la misma forma como el dictador insulta y ofende a la iglesia y a nosotros que pertenecemos a ella, así como enseña al pueblo a odiar a su prójimo y a la iglesia, también queremos escuchar por todos lo medios el mensaje de LA IGLESIA, que exprese todo lo contrario: amor, libertad y justicia.

No es un simple rechazo a un gobierno malo, es el futuro de todos los venezolanos. No lo dejemos morir… ¿o es que tendremos que ver millones de muertos para reaccionar?. No esperemos el derrame de más sangre para actuar.

Ayúdenos a parar esta anarquía, una población llena de antivalores y mucha miseria espiritual…

Si ustedes llaman a defender este país, allí estaremos, no por un hombre, ni por un líder, sino por nuestros ideales…

Atentamente,

Una venezolana
(orgullosa de serlo. La patria no se vende. La patria es como la madre, una sola, es VENEZUELA, no tengo otra…)

gse_multipart41343

Una respuesta

  1. .“Cuando se están hablando de agresiones, de violencia y cuando se están tocando las trompetas de guerra contra el hermano país de Colombia, una devoción que une a los dos países se llama la Virgen de Chiquinquirá, porque es la patrona de Colombia, y es la patrona del occidente de Venezuela” comenta Mr Luckert alto prelado de nuestro vecino país

    VIRGEN DE CHIQUINQUIRÁ

    Oh Madre de Chiquinquirá
    Madre de dos naciones
    No permitas que la guerra
    Separe nuestros corazones

    Aparta palabras hirientes
    Aparta la segregación
    De nuestros logros comunes
    De nuestra histórica unión

    Colombia y Venezuela
    Le rinden culto a María
    Por encima de conflictos
    Buscamos en ella la guía

    Mantengamos nuestros lazos
    Fruto de nuestra hermandad
    Busquemos alternativas
    Con paciencia y voluntad

    Cuantas naciones quisieran
    Tener las riquezas que brotan
    De nuestros fértiles suelos
    De nuestros cantos de amores

    Somos pueblos de esperanza
    Que queremos un futuro
    Para los niños que nacen
    Para aquellos que dan fruto

    Juntemos nuestros esfuerzos
    Sembrando paz y no la guerra
    Llenando con obras los sueños
    en toda nuestras fronteras.

    Circula esta misiva en sus amistades de ambas naciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: