Agresión a la mujer venezolana

Sin importar su color político, su nivel de instrucción, su religión, solo  importa su condición humana. Indignante la actitud animal de los que se dicen cuerpos policiales que con uniforme y armas agredieron a estas madres desesperadas quienes sólo pedían una respuesta del Estado venezolano, ese, al que llaman ahora socialista. Ellas son damnificadas de Vargas quienes aún siguen esperando por viviendas dignas.   HPIM4433

Su protesta pacífica frente al Conavi, en la acera sin trancar la calle, comenzó ayer a las 05:00 a.m… Todo el lunes esperando respuesta pero lo que hicieron fue mentirles de nuevo: que llenaran otros papeles, más planillas, más mentiras y promesas. Que de la lista, este grupo no salió beneficiado: no aprobado, les dijeron y ellas cansadas continuaron en su manifestación porque resulta que las viviendas se las están dando a otras personas que no tienen el tiempo ni las necesidades tan apremiantes como ellas.

HPIM4428Dijeron que la Vice Ministro, Dominga Hernández las trató muy mal. Las llamó delincuentes, las agredió verbalmente como si fueran basura. Esta mujercita no tiene vocación de servicio. Esa no es la manera de tratar al más desvalido. Quienes van a solicitar un servicio no merecen eso. Un cargo de esa magnitud…  no sabe tratar con la gente. Las humilla y ofende sólo por pedir una casa digna para su familia.

HPIM4430El lunes en la noche estaban ahí, frente al Conavi. A una mujer la llamaron y se la llevaron por el lado de atrás del edificio y comenzaron a golpearla. Cuatro uniformados de la PM, incluso una mujer policía. Por los gritos se acercó otra de las mujeres y la encontró agarrada de las rejas, mientras estos salvajes la golpeaban. La misma mujer policía participaba. A las otras las arrastraron por el piso y las patearon. Luego sacaron sus armas y dispararon al aire, los cobardes éstos. Escuché muchas versiones, a una mujer le dieron patadas en su herida de cesárea y comenzó a sangrar. Existen otras lesiones que no se pueden mostrar en fotos pero testigos contaron como la policía, la nueva policía revolucionaria ataca al pueblo. Mayores sinvergüenzas… golpear a las mujeres de Venezuela.   HPIM4432

Les pregunte: “Están de acuerdo con la división de los venezolanos en bandos” y me respondieron: “¡NO!”. Es hora de ser solidarios señores porque ellas no son extranjeras. Son tan venezolanas como todas nosotras y no vamos a permitir que estos actos de violación a los derechos humanos queden ocultos.

HPIM4452Conversé con muchas de ellas y todas estuvieron de acuerdo con mis planteamientos. Y que su vestimenta roja no los confunda. Están claras en cuanto a muchas cosas que les dije y sabrán que hacer. No digo más al respecto pero hay miedo, hay dolor, hay angustia por sus niños, sus casas. Fueron evaluadas por los bomberos y les dijeron que no pueden ser habitadas porque se van a caer. No tienen a dónde ir. Muchas son víctimas de la tragedia del 99 y ahora viven por ahí, unas alquiladas, otras arrimadas en condiciones bien lamentables.

Allí había un niño con fiebre. Su madre me dijo con lágrimas en los ojos que lo había llevado al hospital pero que regresó a la protesta porque tenía que luchar por una casa para sus hijos. Me dijo: “Nos sentimos solas. No sabemos qué hacer, a quien acudir.”   HPIM4455

A continuación, alguna de las agredidas porque ya se habían ido otras a la Fiscalía y este grupo iba para la medicatura forense y Defensoría.

Señores, es la hora de la unión de todos los venezolanos. Es trabajo de todos. Nuestro ataque debe estar dirigido hacia las autoridades incompetentes, a este régimen opresor y miserable, no hacia el pueblo que entre la ignorancia y sus necesidades se siente solo y requiere de nuestro gesto de hermandad. Si es que nos llamamos cristianos o de cualquier religión, a todos los que creen en Dios y tienen fe, es hora de dejar tanto análisis de la situación. HPIM4440Cómodamente desde sus hogares nos lamentamos, despreciamos, gritamos, pero no ponemos un grano de arena para el cambio, para ayudar a aquellos que han sido engañados por los verdaderos delincuentes que viajan, comen bien, tienen apartamentos en las mejores zonas del país y las mejores camionetas, mientras el pueblo allí, ¡burlado!. Saquen el rencor de sus corazones. Si vamos todos unidos el pueblo hará el trabajo para terminar con tanta barbarie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: