Crónica: A Quien pueda Interesar

freedomtt2Una imagen grande del Espíritu Santo te recibe en un lugar no muy común para visitar porque en un país democrático donde se respetan la constitución y los derechos humanos, nunca pensaríamos estar allí.

Pero esa estampa presente te da la paz y la humildad necesaria para no sentir miedo, solo confianza en que todo lo sucesivo será bien gratificante.

Después de cruzar alrededor de 8 puertas que te van abriendo los verdes del penal es que logras acceso a las celdas donde se encuentran éstos héroes de la patria quienes saldrán de allí con su frente en alto y vestidos de dignidad.

¿Pero qué esperaban ustedes? ¿Un hombre sentado en una silla sintiendo lástima por su pena o llorando su desdicha por no tener libertad la cual fué secuestrada por éstos vándalos?… Pues ellos son un ejemplo, un ejemplo de resistencia.

Nos recibieron con una inmensa sonrisa, un fuerte apretón de manos y nos dijeron: “No podemos decirles que están en su casa, pero son bienvenidos”.
Como buen venezolano, no podía faltar un café recién colado y las atenciones afables correspondientes a la gente buena y decente que somos y seremos a pesar de…

Si pudiera imprimir las imágenes de mi mente, lo haría porque las palabras no me son suficientes para mostrarles el grueso de las rejas de los cuartos, los barrotes en cada ventana, las escaleras que conducen a ellos. Inocentes encerrados por razones políticas o por la maldad, la ruindad y el rencor de uno solo.

Compartimos un espacio repleto de recuerdos, fotos familiares y religiosas entre prensa y libros, como tantos otros asuntos que tienen para ocupar sus horas, días, meses, años…

No existe límite para aquel ser que impide llevarse por el infortunio, al contrario, se nutre, aprende, estudia, fabrica, sueña; luego cae la noche y se está bien cansado del quehacer y descansa para comenzar un nuevo día, mañana… confío en Dios y en nosotros para cambiarles pronto ese mañana.

Esa hora privilegiada al día, para tomar aire puro y sentir los rayos de sol son tan anhelados con alegría y emoción. Cuando llueve no saben cuánto lo lamentan por perderse el respirar fuera de las celdas por tan solo (1) una hora.

REFLEXIONES

  • Ahora, solo deje sus reflexiones a un asunto colectivo, porque esto forma parte de la historia de un país y no podemos lavarnos las manos y simplemente ignorar lo terrible que significa la situación. Cuando los amigos desaparecen, la familia abandona, un país olvida y solo pocos venezolanos se encuentran con un compromiso de vida para con ellos.
  • Por razones obvias no coloco los nombres de esas personas tan valiosas en esta lucha. Pero los que me leen saben a quienes me refiero. A todos ustedes dignos y maravillosos seres, quienes se han ganado el cielo por su constancia y permanencia en el tiempo, por el cariño con que hacen su labor patria, de veras se me aguan los ojos al conocer y saber de su existencia.
  • En el silencio de la paciencia construyen la esperanza, la fe y el amor que otros pretenden aniquilar, manifestado en formas diversas: presencia, optimismo, trabajo, dedicación, solidaridad, entrega y compromiso. Gracias en nombre de Venezuela Libre.
  • Como muchos, yo también siento vergüenza y disgusto por los militares y por sus acciones y sus palabras de los últimos tiempos. Sin embargo, las FAN no son los hombres. Es una institución, por supuesto fracturada, lo que se aprecia en las nuevas generaciones y los que tienen un mal llamado Alto Mando Militar. Pero no está bueno generalizar.
  • Cuando esto pase, porque acabará, habrá que hacer una profunda limpieza y renovar los principios y valores reales, el honor, la defensa de la soberanía y el verdadero amor a la patria. La dignidad renacerá y entonces. Con mucho trabajo se logrará la restitución de las normas, el sentido correcto, lo que debe ser una institución militar.
  • Quedé tan impresionada de la dulzura y ternura de éstos niños de verde, que me sentí mal al recordar mi actitud de expresar mi desprecio por la FAN cuando uno de ellos me dijo: “yo nunca la lastimaría porque en mi casa me enseñaron a respetar a las mujeres y nunca acataría una orden para atacarla a usted”. Igualmente observé la fachada del resto, miré sus ojos y aprecié su sonrisa en rostros hasta infantiles.
  • Imaginé vivir un momento triste y que saldría deprimida por la impotencia de no saber qué hacer para ayudar y ser mejor. Pero qué equivocada estaba. Salí con el corazón lleno de saber que no todo está perdido, que hay algo intenso, que late, que nosotros no consideramos, por estar metidos en nuestro propio laberinto.
  • Muchos escribimos con optimismo y nos damos valor a nosotros mismos y tratamos de contagiar a los demás; repetimos que no nos iremos de Venezuela, que resistiremos, que lucharemos. Y tantos buenos deseos mientras otros nos hablan de realidades que nos afectan porque son negativas, pero ciertas. Sin embargo, hoy más que nunca mis ganas de seguir adelante en esta lucha se encuentran arriba, cargadas.
  • Pido perdón al cielo cuando decaigo por momentos, cuando antepongo mis necesidades a lo que realmente importa. Se trata de un país, lo demás no interesa porque sin país no hay nada… ni vida, ni lugar para cumplir sueños, ni futuro para nuestros hijos, ni espacio para la felicidad cuando no hay libertad.
  • Para nuestros hermanos, prisioneros inocentes de Chávez, vaya nuestro aliento y fortaleza; para sus familiares ‘resistencia’, un poco más; y para todos nosotros: aquí nadie se rinde ni se cansa. ¡Arriba ese ánimo! Necesitamos bríos para continuar, valor para no decaer y mucha seguridad, por muy oscuro que se ponga el tiempo.
  • Nuestros presos merecen de nosotros lo mejor y no lo estamos dando así que, a sacar eso bueno y grande que todos tenemos guardado adentro.
  • Para algunos no brillan las estrellas, por su propia oscuridad, porque son presos de temores, pesimismo y falta de voluntad. Mientras otros permanecen con coraje y pensamiento libre.
  • PROHIBIDO OLVIDAR, OBLIGADO ACTUAR ¡!

No permitan que borren nuestra memoria. No dejemos de hacer todo por su libertad y la LIBERTAD plena de nuestra amada Venezuela.

¡Libérenlos ya! Llevemos el mensaje, sembremos conciencia…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: