¡No a la Expropiación!

Chávez no construye solo destruye. Y le encanta robarse las obras ya listas para su beneficio o proyecto personal, nunca para ayudar a la gente. Así lo hizo con los edificios de PDVSA que se robó. Se apoderó de ellos y les cambió el nombre.

NUNCA hace una obra de infraestructura porque su única obra es cagarla. Se empeña en robarse las que ya están construidas y las expropia. Lo que hizo con el edificio de PDVSA en Los Chaguaramos y que convirtió en la gran Universidad Bolivariana donde los cubanos muertos de hambre que se trajo de Cuba deben ser lo que enseñan sus ideologías del Che y toda su mierda comunista. Tremendo lavado de cerebro a nuestros jóvenes humildes que no tienen otra salida.

Ahora se empepó con el SAMBIL, un centro comercial inmenso todavía en construcción en la Candelaria, parroquia popular de Caracas. Ese también se lo quiere robar para meter allí su gran cagada chavista, ultrajando a los pequeños empresarios que ya compraron sus locales y quienes perderían su inversión así como a sus clientes, los habitantes de la zona y de Caracas en general. Pero los vecinos protestan porque ellos quieren su centro comercial.

fotos2009080wo5

fotos2009082kf3

fotos2009085dx9

fotos2009086yq4

fotos2009090lg8

fotos2009093vf8

fotos2009092vq0

fotos2009094ay3

fotos2009099yx0

fotos2009100wf5

fotos2009105xi8

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: