Con el pañuelo en la nariz

Por Marianella Salazar marianella-salazar
El Nacional

Existe más preocupación en la comunidad y en la prensa internacional por las conexiones del llamado “eje” Chávez-Irán, que entre la dirigencia de la oposición venezolana.

Las aspiraciones por obtener cuotas en la Asamblea Nacional de algunos dirigentes con récord en derrotas electorales copan toda su agenda, como si las próximas elecciones parlamentarias fuesen confiables y sus métodos transparentes y seguros.

Viven ilusionados y obsesionados por esas curules, al fin y al cabo representan su futuro modus vivendi. La campaña para diputados brinda la oportunidad ­que puede ser la última­ de pasar raqueta en nombre de la democracia y hasta de la libertad de expresión a incautos empresarios que se bajan de la mula con la satisfacción de estar pagando un diezmo.

Si denunciaran y fustigaran las relaciones y alianzas non santas de Hugo Chávez con el terrorismo y el origen de los depósitos venezolanos en paraísos fiscales como se vienen aplicando en el arte de financiarse, pasando la colecta y sacándole real a tanto incauto, investigaciones como la adelantada por el fiscal del distrito de Nueva York, Robert Morgenthau, que son motivo de tanta alarma en el mundo y en la prensa extranjera, tuvieran la debida resonancia en Venezuela, en esa sociedad que aspira a rescatar principios democráticos y más concretamente en esa dirigencia que pretende representarnos y ser nuestra vocera en el Parlamento.

Por si no lo sabían, le están exigiendo a clientes de Pdvsa que depositen sus pagos en bancos rusos con filiales en países árabes, pero ese es un tema que parece interesarle exclusivamente al fiscal Morgenthau y no a los nacionales, que tampoco condenan las gestiones adelantadas para traer desde las cárceles parisinas, donde cumple condena perpetua, al terrorista Carlos el Chacal, a quien Chávez compara con el Che Guevara.

Es desalentador y decepcionante constatar que estos traumáticos diez años han servido poco al llamado liderazgo opositor. Por fortuna tenemos honrosas excepciones, pero lamentablemente se encuentran contra la pared, arrinconados, burlados y, lo que es inadmisible, dejándose arrebatar la vocería por cierto tipo de disidencia chavista que los usará en la campaña electoral y los adversará una vez que sean elegidos.

No es una presunción mía, basta escucharlos en esos programas de opinión, los que les sirven de plataforma de lanzamiento, para leer de sus labios el rechazo a cualquier candidatura presidencial que no represente a la izquierda, les he escuchado decir con descaro y prepotencia que “eso no se puede permitir”.

Hay que estar atentos a las insinuaciones de quienes prefieren tener en la presidencia a Hugo Chávez indefinidamente, antes de que llegue un Antonio Ledezma, por ejemplo. En la oposición, parte de la tragedia es que creemos demasiado, confieso que durante este período, si algo he aprendido es a no creer, sufro del síndrome Arias Cárdenas y no quiero seguir dando bandazos psicológicos como producto de nuevas estafas electorales, para algo debe servir aquella experiencia, por eso no quiero olvidar la cuestionada actuación de algunos que estuvieron en la Asamblea, en el CNE o en posiciones relevantes en el MVR o en el gobierno bolivariano y terminaron pasándose a nuestra acera, donde los recibieron con los brazos abiertos, sobre todo en los medios.

No me molesta que estén en la oposición, cuya fortaleza es el pluralismo, lo que me perturba es que se adueñen de la vocería de la oposición, aunque ellos, “de ninguna manera”, permitirán que el candidato que derrote a Hugo Chávez sea un socialdemócrata, un socialcristiano, y menos que provenga de la derecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: